Miguel Hernández Funcionario de la Tesorería Territorial en excedencia. Funcionario de la Comunidad Áutónoma. Jefe de Área del SEF.

¿Ponerse y quitarse un traje en media hora?
( 12 Votos )
13.10.14 - MIGUEL HERNÁNDEZ

Una oportunidad única para disfrutar de Cartagena en agosto

¿Bailando o poniéndose el traje?

El Servicio Murciano de Salud, como todos los servicios de salud del resto de comunidades autónomas, está dando cursillos enlatados de cómo se pone un traje para casos como el ébola, y esos cursillos tardan entre media hora y cuarenta y cinco minutos. Por cierto, cuanto terminan de vestirse, parecen un anuncio de Plátano de Canarias.


Pero vamos por partes, conozco mujeres que tardan eso sólo en elegir que se van a poner, y unas dos horas en vestirse si es para un acontecimiento, y hombres que si tuvieran que plancharse la ropa y vestirse en un cuarto de baño de un metro cuadrado, daría gusto verlos, así que el cursillo prematrimonial acelerado que está impartiendo el SMS entre el personal sanitario y no sanitario y el traje plastificado, se está pareciendo cada vez más al camarote de los hermanos Marx.


Pero hay una cosa que no entiendo: ¿Para qué narices se está dando un curso de cómo ponerse un traje para no ser infectado con el ébola?. Vamos a ver, si llega a urgencias uno sudando y con fiebre, y si encima es de raza negra, ¿Qué se hace?, se pone todo Dios que está en urgencias el traje plastificado amarillo, y lo aíslan al pobre hombre hasta que llegue una ambulancia especializada en traslado de infectados del ébola, ¿pero es que nos hemos vuelto locos en este país?.

A ver si ahora resulta que ya no hay puta crisis, ni parados, ni problema territorial, ni recortes, ni interinos a la calle, ni bajadas de salarios, ni crisis de derechos, ni leches en vinagre, a ver si ahora nos vamos a dedicar a mirar al compañero de al lado para ver si suda o si tiene fiebre, joder, que a este ritmo cuando llegue la gripe de todos los años, vamos a ir acojonados al trabajo pensando que te quedan diez días de vida


Ya está bien de gilipolleces, si quieren hacer un cursillo de como narices se pone un traje amarillo plastificado, que lo hagan bien, no como si fuera la pasarela de Madrid Fashion, esto ni es serio ni es lógico, este país sigue sacando las cosas de contexto enseguida, matamos a un pobre perro que no tiene culpa de nada, a una auxiliar de enfermería casi la linchan en la plaza pública, y ahora por si faltaba poco, miles y miles de empleados públicos del sistema nacional de salud los ponen a hacer un curso de plátano de canarias plastificado, corriendo y deprisa. Así que si un día de estos ves a tu compañero de al lado llegar al trabajo vestido así, no te asustes, no tienes ébola, sólo tienes un compañero imbécil o simplemente es hipocondriaco.