Miguel Hernández Funcionario de la Tesorería Territorial en excedencia. Funcionario de la Comunidad Áutónoma. Jefe de Área del SEF.

La herencia de Ramón Luis.
( 28 Votos )
05.04.17 - MIGUEL HERNÁNDEZ
Una oportunidad única para disfrutar de Cartagena en agosto 

 

Como por arte de magia ha desaparecido. Lo he dicho muchas veces, es el más listo de la clase. Valcárcel es el auténtico culpable de todo lo que está sucediendo en la Región. Estos meses de avergonzarnos los murcianos de nuestros dirigentes, de hacer el ridículo por todas las televisiones y diarios nacionales, el ex 'emperador' Ramón Luís ha estado missing. Él es el culpable de todo lo que nos está ocurriendo. Desde que traicionó a Juan Bernal, por la espalda, de día y humillándolo hemos ido de mal en peor, y nadie le ha pedido la más mínima responsabilidad.

¿Cuántas días de vergüenza nos hubieramos ahorrado si Valcárcel hubiese mantenido simplemente su palabra dada a  Juan Bernal para ser el Presidente?. 

El daño que Ramón Luís Valcárcel ha hecho a esta Región aún no ha terminado, pues ahora nos encontramos ante un fraude electoral con la elección de López Miras como candidato a la Presidencia del Gobierno. 

Los murcianos no nos merecemos un candidato dependiente y manejado públicamente por su partido, él mismo reconoce que se pone a las órdenes de Pedro Antonio Sánchez. No nos merecemos un presidente colgado de un teléfono, que cada vez que tenga que tomar una decisión mire a la tribuna para ver si PAS levanta el pulgar hacia arriba o lo baja.

Yo quiero un Presidente autónomo, que gobierne para todos y sobre todo, que no esté sujeto a intereses partidistas, y todas estas circunstancias en López Miras no se dan, por eso, alguien debería empezar a recoger firmas para exigir que se adelanten las elecciones, pues lo que está sucediendo en la Comunidad Autónoma de Murcia tiene un nombre: Fraude Electoral. ¿Cuántos votos hubiera sacado el PP si su candidato a Presidente hubiese sido el jóven e inexperto López Miras?

Lo peor de todo es el papel, tras anoche brindar con cava los dirigentes naranjas, que van a jugar a partir de ahora, pues sin saber el programa de gobierno que debe presentar el nuevo candidato, ya se han apresurado a levantar las barreras. 

La dimisión de PAS, con la mentira incluida de que lo hace por el bien del pueblo murciano, menudo insulto a los ciudadanos, hemos vivido uno de los días más tristes, políticamente hablando, que se recuerdan en la Región de Murcia. Un día lleno de medias verdades, de tomaduras de pelo, en definitiva, de reirse de los murcianos y murcianas en nuestra cara, mientras Ramón Luís sigue en su exilio dorado, y Cámara en su facultad con su cátedra 'ganada' a pulso.

 Sería todo un detalle que dejaran de tratarnos como a niños y niñas de parvulitos, y excusándose en que todo lo que hacen lo hacen por nuestro bien. Un poco de respeto por favor, que ya somos mayorcitos.