Miguel Hernández Funcionario de la Tesorería Territorial en excedencia. Funcionario de la Comunidad Áutónoma. Jefe de Área del SEF.

Enchufismo y amiguismo detrás de las privatizaciones
( 10 Votos )
27.06.17 - MIGUEL HERNÁNDEZ
Una oportunidad única para disfrutar de Cartagena en agosto 

 

Estos días se ha conocido que a partir del próximo curso 2018/2019 la enseñanza no obligatoria tendrá también su trozo de pastel público. ¿Sería descabellado que los sindicatos, los que han firmado, se han abstenido o han votado en contra, exigieran que las personas que contraten, si es que se contrata, tengan preferencia aquellos profesores que conformen las bolsas de trabajo de la consejería de educación?. Detrás de cada una de las privatizaciones que genera la administración no solo hay intereses económicos, sino que se genera encubierto una trama de enchufismo, amiguismo y corrupción algo más que preocupante, y por si faltaba poco, las condiciones económicas de los trabajadores que se contratan son mínimas. 'Encima que les damos trabajo no querrán también ganar mil euros al mes', me dijo un encargado de una subcontrata que defendía así a su jefe.
 

Cuando uno pregunta por qué la administración mira para otro lado cuando la empresa que ha subcontratado incumple sistemáticamente los pliegos de condiciones, la primera respuesta que a uno se le viene a la cabeza es la incompetencia de los gestores públicos, pero en muchas ocasiones no es solamente esto, sino que detrás se esconde un mercado de favores y amiguismos preocupante. La red clientelar que se crea en torno a una privatización del servicio público debería preocupar a más de uno. El problema es que como ocurrió con las tarjetas black, la red alcanza a demasiada gente, incluidos sindicatos.

'Tú miras para otro lado porque no cubro las bajas y te contrato a tu prima para suplir las vacaciones este verano', 'yo estoy trabajando aquí porque me prometieron trabajo si iba en las listas a concejal de mi ayuntamiento'. Estos son solo dos pequeños ejemplos de lo que uno encuentra cuando rasca un poco en el sistema de selección de las personas que trabajan en servicios externalizados.

¿La solución?. Indudablemente pasa en primer lugar por privatizar solo aquellos servicios que previamente se ha realizado un estudio económico del mismo que recomiende su externalización, segundo que en los Pliegos de Condiciones se nutran de las bolsas de trabajo que la propia administración tiene baremadas,  y tercero y fundamental, que sea la propia administración la que exija a la empresa subcontratada que cumpla no solo los conveniones colectivos, sino que vigile que la empresa cubre las bajas legalmente y no permita la acumulación excesiva de horas incumpliendo la normativa vigente.

La administración y las organizaciones sindicales están permitiendo que cientos de empresas que prestan servicios públicos desde el ámbito privado, en la administración regional se permite que compartan servicios trabajadores públicos y privados al unísono,  no solo se estén enriqueciendo de forma descarada a costa de los contribuyentes, sino que con su silencio están permitiendo crear un sistema de contratación basado en el favor y el clientelismo, y todos miramos para otro lado.