Miguel Hernández Funcionario de la Tesorería Territorial en excedencia. Funcionario de la Comunidad Áutónoma. Jefe de Área del SEF.

Los trabajadores de las ITV's se rebelan contra las privatizaciones
( 12 Votos )
06.07.17 - MIGUEL HERNÁNDEZ
Una oportunidad única para disfrutar de Cartagena en agosto 

 

Un puñado de empleados públicos están vendiendo cara su derrota. Los trabajadores de la ITV de Alcantarilla están camino de convertirse en un símbolo para muchos otros compañeros y compañeras que se puedan ver afectados por las privatizaciones. ¿Su mejor arma?: La razón. Y es que las ITV's podrían convertirse si se gestionara bien, en una fuente de ingresos importante de las arcas regionales. El problema viene de la mano del gobierno regional y de Ciudadanos, que ambos apuestan en sus programas electorales por la liberalización económica.
 

Cuando la mayoría daba por perdido el partido, algunos incluso confiaban que el equipo de los trabajadores ni siquiera se presentara a jugarlo, se han encontrado con que no solo están dispuestos a jugar, sino a disputarlo de tu a tu al gobierno regional.

PODEMOS se ha echo eco de sus demandas, y junto con los trabajadores y apoyados por las organizaciones sindicales, han conseguido reunir no solo un equipo, sino incluso anuncian que llegan con su aficionados para apoyarlos. Y eso está poniendo nervioso a más de uno que ya empezaba a llamar a sus amigos para anunciarles que la fiesta tendrá que esperar.

Desde este mismo espacio llevamos más de un año denunciando que la forma en que se estaba humillando a los trabajadores de la ITV de Alcantarilla sólo tenía un objetivo: la privatización. Durante años han sufrido sus trabajadores mentiras, promesas y algún que otro rapapolvos, las instalaciones habían entrado en un preocupante estado de deterioro, incluso con algún que otro accidente que a punto estuvo de provocar una tragedia.

Por eso, ver ahora a este puñado de pequeños valientes enfrentarse a Goliat, es una bocanada de aire para otros muchos empleados públicos.

No tengo ni idea de como terminará esto, de momento yo he sacado entrada para ver el partido, y si tengo que ponerme las botas para jugar, pues habrá que volverse a vestir uno de corto.