Miguel Hernández Funcionario de la Tesorería Territorial en excedencia. Funcionario de la Comunidad Áutónoma. Jefe de Área del SEF.

EL CONSEJERO DE SALUD COMIENZA HACIENDO SUS DEBERES
( 15 Votos )
08.07.17 - MIGUEL HERNÁNDEZ
Una oportunidad única para disfrutar de Cartagena en agosto 

Consejero de Salud

Es una lástima que para un consejero que ha cogido los múltiples problemas que tiene el ‘SMS’ por los cuernos, haya sido en un momento de una debilidad política tan grande. La imputación del Presidente del partido que sustenta al gobierno, está generando una inestabilidad algo más que preocupante. Si hay nuevas elecciones, o incluso si vuelve a salir al escenario la Moción de Censura (en el caso de que PAS no dimita como diputado se volvería a presentar), deberían dejar al nuevo responsable de Salud que siga haciendo su trabajo.

De momento ni tan siquiera se le ha dado los ‘cien días’ de gracia, pero tampoco los ha necesitado para demostrar que no está dispuesto a que los poderes fácticos del SMS terminen maniatándolo, y esa es la mejor noticia que podía recibir un sistema sanitario público que hasta ahora había sido manejado por demasiados intereses ocultos.

Estoy convencido que no será, como dice el dicho popular, ‘Arrancá de caballo y pará de burra’, y que hay que dar tiempo para poner un poco de orden en un sector que está acostumbrado a estar manejado como si fueran cortijos.

De momento parece que su apuesta por desenmarañar todo trámite burocrático que supone poner medidas en marcha, está funcionando, así que es justo reconocer que cuando uno cree en lo público y piensa en lo público, lo menos que hay que permitirle es que termine su proyecto.

Esperemos que la inestabilidad política que existe no enturbie lo que está ocurriendo en el SMS. De momento está solventando las presiones de las organizaciones sindicales con cierta inteligencia, y eso dice mucho a favor de él.

Decía un profesor mío en la universidad: ‘Obráramos como habláramos’, de momento el nuevo consejero de salud, está hablando con obras.

Roma no se hizo en un día.