Miguel Hernández Funcionario de la Tesorería Territorial en excedencia. Funcionario de la Comunidad Áutónoma. Jefe de Área del SEF.

El Presidente de la Sala Contencioso – Administrativo y dos Magistradas, dan la razón al Ayuntamiento de Calasparra.
( 10 Votos )
05.08.17 - MIGUEL HERNÁNDEZ

Una oportunidad única para disfrutar de Cartagena en agosto  

Pepe Velez - Alcalde de Calasparra

El varapalo judicial y político ha sido importante, y es que la Sala Contencioso – Administrativo ha puesto a más de uno en su sitio. No ha sido un juez, sino tres los que han FALLADO estimando el Recurso de Apelación interpuesto por el Ayuntamiento de Calasparra.

A partir de ahora, a algunos concejales de la oposición solo les queda el Recurso de Casación, lo que significa que como dice el propio artículo 88 de la Ley, esto ya son palabras mayores: ‘ El recurso de casación podrá ser admitido a trámite cuando, invocada una concreta infracción del ordenamiento jurídico, tanto procesal como sustantiva, o de la jurisprudencia, la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo estime que el recurso presenta interés casacional objetivo para la formación de jurisprudencia’.

Lo peor de todo no es la absurda guerra jurídica abierta en el consistorio de Calasparra, donde incluso lo personal ha tomado un protagonismo que nunca debió tener, sino el daño hecho a la imagen del municipio y haber sometido a la ciudad a un limbo jurídico/político que sin duda ha supuesto una pérdida importante en la gestión diaria del ayuntamiento. Y es que al final siempre pierden los mismos: los ciudadanos.

Siempre he defendido que es más difícil aprender de los aciertos que de los errores, pero aquí esperemos que algunos aprendan de los graves errores cometidos. Algunos políticos deberían exigírseles tener alguna preparación técnica mínima, pues deberían saber que los cargos públicos se presentan y representan a los ciudadanos para resolverles sus problemas, no para generarlos ni personalizarlos.

En este caso, los calasparreños y calasparreñas, imagino que estarán hartos de aparecer últimamente en prensa para cuestiones absurdas y a veces grotescas. Desde aquel famoso video de aquella concejala, Davinia creo recordar, hasta este vodevil judicial que hemos vivido.

Calasparra es mucho más que incendios, artefactos caídos del espacio o declaraciones sacadas de contexto. Calasparra es cultura, agricultura, turismo, río, naturaleza y fiestas.

Si alguien quiere, a partir de esta sentencia de tres magistrados, seguir haciendo lecturas de vencedores y vencidos, se equivocará, lo que los ciudadanos de Calasparra quieren es salir de la crisis lo más fortalecidos posibles, y que las administraciones públicas en general y la local en particular, vuelva a la normalidad, que falta hace.

Y es que algunos se mueven como peces en el agua en el escenario del conflicto permanente, y mientras haya gente que se rasque el bolsillo, habrá espectáculo.