Miguel Hernández Funcionario de la Tesorería Territorial en excedencia. Funcionario de la Comunidad Áutónoma. Jefe de Área del SEF.

EL ISLAM EN LAS ESCUELAS PÚBLICAS
( 10 Votos )
23.08.17 - MIGUEL HERNÁNDEZ
Una oportunidad única para disfrutar de Cartagena en agosto 

 

Otro atentado que vuelve a abrir el debate sobre si el Islam, al igual que ocurre con la religión católica, debe integrarse en la educación pública.

El acto terrorista de Barcelona ha puesto cada cosa en su sitio. Por ejemplo, el centenar de trabajadores de la seguridad privada de El Prat, un detalle por cierto que suspenderán su huelga en estos días, que sorprendentemente tenían en vilo a todo un aeropuerto han desaparecido como por arte de magia, por primera vez hemos visto en este país a centenares de musulmanes manifestarse contra el terrorismo yihadista, y por si faltaba poco, se han alzado voces desde esta comunidad pidiendo que una de las soluciones pasaría por introducir la enseñanza del Islan de forma generalizada y normalizada en nuestras escuelas públicas.

Y eso sí que sería un problema. No porque no tengan el mismo derecho que los católicos, históricamente habría mucho que discutir, sino porque si bien la constitución reconoce que España es un estado aconfesional, la sociedad actual va en sentido contrario, es decir, que cada confesión religiosa disponga de sus propios medios humanos, técnicos y económicos para transmitir sus dogmas y creencias.

Hemos oído estos días a curas y altos mandatarios eclesiásticos, aprovechar el púlpito para acusar a las alcaldesas de Madrid y Barcelona de 'tener parte de culpa del atentado de Barcelona', e introduciendo otra vez al comunismo como el gran muñidor de nuestras desgracias y nuestro futuro.

No tengo ni idea de lo que los profesores de religión dan a nuestros hijos e hijas, pero espero que lo que muchas voces autorizadas y no censuradas por la conferencia episcopal claman desde sus púlpitos no sea un ejemplo a seguir, ya que me temo que si un imán en una mezquita dice algo similar, seguramente exigiríamos a la policía que lo pusieran a disposición judicial inmediatamente.

Y es que al final las religiones siempre terminan siendo el germen del odio, cuando deberían ser fuente de concordia, respeto y sobre todo amor.

Estos días hemos visto como en la Semana Grande de Bilbao (Aste Nagusia) se hacia una caricatura de Cristo en la Cruz, mostrándolo como si fuera un animal cualquiera, indicando cada una de sus partes, todo ello en nombre de la libertad de expresión, y es que a veces, la falta de respeto no solo a millones de personas, sino intentando hacer mofa de ello, se convierte también en motivo de confrontación, y es que los extremos es cierto que se tocan.

PD.: Las casetas donde se encontraba el póster de Jesucristo en la cruz, como señal de protesta lo han colocado en sus diferentes puestos. Me temo que no es una señal de protesta y rebeldía, al contrario, es una muestra más de cobardía, ya que estoy convencido que no se atreverían a hacer lo mismo con Alá. Y es que es fácil abusar de los tolerantes.