Miguel Hernández Funcionario de la Tesorería Territorial en excedencia. Funcionario de la Comunidad Áutónoma. Jefe de Área del SEF.

Paseando con Alberto Garre (segunda parte)
( 25 Votos )
23.09.17 - MIGUEL HERNÁNDEZ
Una oportunidad única para disfrutar de Cartagena en agosto 

 

 " La Región no tiene un problema con el Agua, lo tiene el Estado", con esta contundencia habla de un tema que conoce y le preocupa mucho más allá de una apuesta económica. Defiende que detrás del problema del Agua hay incluso una gran repercusión social, ya que en torno a cien mil personas dependen de que esta Región pueda seguir regando sus tierras. Está cansado de ver como otras comunidades autónomas gracias su poder territorial se sientan con el gobierno de la nación para hablarles de tu a tu.

Sus detractores, que los tiene, se preguntan que por qué ahora se ha vuelto tan reivindicativo, incluso alguno dice que si hubiera sido senador, es el único ex presidente de comunidad autónoma que no lo ha sido, estaría callado. Pero él saca sus credenciales reivindicativas, incluido cuando no aceptó la disciplina de voto hace unos años y que por aquel entonces, el PP lo paseaba por toda la región. 'Qué tiempos aquellos'.

No le gustan las redes sociales, aunque reconoce que jugarán un papel fundamental en las elecciones, pero prefiere, defiente y practica el cuerpo a cuerpo, un escenario en el que prefiere escuchar a hablar.

Sabe que aunque no tiene prisa ahora mismo, los cientos de simpatizantes que se están apuntando necesitan más calor, y eso solo lo podrá conseguir con una equipo organizativo fuerte y con infraestructura, con voluntarismo se llega muy lejos, pero no donde quieren llegar.  Por eso ya está deseando ir cada mañana al local donde está preparándose toda la intendencia de este nuevo partido con una clara vocación regionalista. Revilla de Cantabria es el mejor ejemplo de por donde pueden ir los tiros.

Hace menos de dos años que dejó San Esteban, y en ese tiempo en palacio han ocurrido demasiadas cosas graves, dos presidentes ya han pasado por sus salones, uno ya está finiquitado políticamente, PAS, el otro FER, sigue los consejos al pie de la letra que mandó Valcárcel hace unos días, y se deja ver ya hasta debajo de las piedras, aunque hay muy poca gente, incluida en el PP que se fia de este joven presidente, y si no que se lo pregunten a los concejales populares de Torre Pacheco.

Habla de sus dos Ictus cerebrales como una guerra ya vencida, de hecho, sus médicos no se creen que cada fin de semana se monte en la bicicleta y se haga setenta u ochenta kilómetros. Más bajo pero igual de moreno, de cerca recuerda a Sean Connery ahora a la vejez viruela, imagino que no le hubiera importando parecerle cuando protagonizaba al agente 007 y no ahora.

Lleva la política en la sangre, y puede presumir de una trayectoria política y otra personal como abogado, no como otros, que con apenas veinte años se montaron en un coche oficial y un salario de cinco mil euros o mas y ya no se han vuelto a bajar de él, por eso sabía que PAS dimitiría antes de que la moción de censura prosperase, 'hay demasiado estómago agradecido', se lamenta.

Echa en falta que muchos de sus ex compañeros no tengan el coraje de decir lo que piensan en público, 'cagones' les llamaba mi padre, esta frase es mia, aunque él se conforma con decir que a algunos les tiemblan las piernas, y eso que lamentablemente está convencido que irán saliendo más casos, y muchos de sus ex compañeros tendrán que aclarar y declarar, como decía PAS, ante la justicia. No le desea mal a nadie, y lo dice con el corazón, pero ante todo pide que se haga justicia, y emulando a José de Espronceda podríamos decir 'A un lado Púnica, al otro Auditorio, y allá al frente Novo Carthago'.

Ha recibido demasiados desprecios en los últimos meses, pero eso le ha hecho, al contrario de lo que pensaban los Valcárcel, Cospedal, Santamaría, Sánchez...., más grande, más fuerte, más sabio y sobre todo más peligroso.

Señoras y Señores, éste es el Alberto Garre que he conocido, y como decía aquel famoso anuncio de Colón: 'Y si encuentran algo mejor, cómprenlo'.