Miguel Hernández Funcionario de la Tesorería Territorial en excedencia. Funcionario de la Comunidad Áutónoma. Jefe de Área del SEF.

ESCUELAS INFANTILES: Un ejemplo a seguir
( 9 Votos )
27.09.17 - MIGUEL HERNÁNDEZ
Una oportunidad única para disfrutar de Cartagena en agosto 

 

Quien les iba a decir a un puñado de educadoras y educadores hace unos meses que conseguirían que sus reivindicaciones terminarían llegando a la Asamblea Regional, pero sobre todo, que el colectivo se iba a mostrar más unido que nunca. Por encima del 90% de este colectivo ha avalado con su firma, que se inicie un proceso de reuniones con los grupos políticos de la Asamblea Regional y con las Organizaciones Sindicales para hacerles llegar con una voz única la injusta situación laboral por la que atraviesan.
 

Algunos pensaban que el calor y el tiempo desinflarían los ánimos de este colectivo, pero nada más lejos de la realidad. El colectivo ha conseguido embarcar en esta aventura a un gran número de profesionales que no están dispuestas y dispuestos a llegar a la jubilación, no solo con un deterioro físico y psíquico importante, sino con la sensación de no haber hecho todo lo posible por cambiar unas reglas del juego que le están perjudicando injustamente.

El colectivo ha comprendido que después de muchos intentos a través de otros caminos, el de la unidad es el único que conseguirá que sus peticiones sean por lo menos escuchadas, y es que si hay algo por lo que merece la pena luchar, es porque de una vez por todas sean considerados y consideradas como personal docente.

Estaban pasando los días, los meses y los cursos escolares, y el tiempo se va acumulando en su sangre, los huesos y la memoria de muchos de estos profesionales.

Por fin han decidido unir sus fuerzas para que sus arterias y venas dejen de pedir oxígeno a gritos en el desierto  para recuperarse, de ver como  sus huesos están hartos de resquebrajarse y hasta romperse educando a los más pequeños, y cansados de que la memoria muera en el olvido.

Cuando estos días miro atrás, y veo donde han llegado, solo me queda decirles una cosa: Nadie podrá echaros en cara nada, pase lo que pase, sois un ejemplo para muchos empleados públicos. Ya habéis convencido, ahora falta vencer, pero eso no es lo más importante, a veces nunca ganan las mejores, pero estoy seguro que algún día alguien hablará de ese pequeño colectivo que soñó con cambiar su 'particular mundo', y lo consiguió.

La historia continúa, aún no se ha escrito el final de esta aventura,  y todavía quedan páginas en blanco y vosotras y vosotros tenéis el lápiz, y nadie lo podrá borrar.