Miguel Hernández Funcionario de la Tesorería Territorial en excedencia. Funcionario de la Comunidad Áutónoma. Jefe de Área del SEF.

Carta Abierta a PAS
( 22 Votos )
28.09.17 - MIGUEL HERNÁNDEZ
Una oportunidad única para disfrutar de Cartagena en agosto 

 

 Dije que si era capaz de salir indemne de la Púnica y del caso Auditorio había presidente para rato, pero sus errores al final le han hecho no solo abandonar su cargo de presidente, sino incluso su responsabilidad como presidente de su partido.

El mes en el que lo elevaron a los altares del partido, días después lo dejan caer en el foso de San Esteban y ahora le despiden vía desayunos de televisión española, pasará a los anales de la historia de la Región de Murcia.

Tengo que reconocer y lamentar que no me ha gustada en absoluto la forma que ha tenido de decir adiós a la política,  pues sería bueno no olvidar que durante muchos años, prácticamente toda su vida laboral, ha estado vinculado a la política y cobrando de ella, y en esta vida hay que ser agradecido hasta para marcharse. Ni tan siquiera ha tenido usted una palabra para los cincuenta mil empleados públicos que hemos servido bajo su mandato.

Y no me ha gustado ese sabor amargo que ha dejado encima de la mesa, llenando de sombras e insultos a sus compañeros y también a sus adversarios políticos.

Decir que ha rehusado cobrar sobornos es poner a los alcaldes y concejales a los pies de los caballos, igual que tampoco entiendo como no lo puso usted en manos de la fiscalía ni hubo denuncia alguna, sus palabras son de una irresponsabilidad política tan grave, que la única defensa que tiene, es que la puede achacar a que es fruto de la frustración que ahora mismo imagino le invade.

Igual que decirnos que le han estado interviniendo el teléfono de forma ilegal y que una furgoneta blanca le perseguía, espero que no se sorprenda al saber, que si estas actuaciones no las puso usted en conocimiento del delegado del gobierno o de la guardia civil, algunos podamos comenzar a pensar que el problema es para ser tratado por profesionales.

No es menos grave la forma que ha tenido de dejar a los cientos de miles de murcianos que confiaron en usted, la sensación de que nos deja en manos de indocumentados e impresentables podría ser preocupante si fuera verdad.

Tachar a quien le aupó usted a la presidencia de chimpacé con pistolas, y peor aún con balas, no empequeñece en este caso a Miguel Sánchez, sino a usted mismo. Nunca pensé que pudiera usted caer tan bajo.

Menospreciar al líder socialista y buscar miradas casi asesinas en podemos, es una muestra más de que ha tenido usted una oportunidad única de hacer caso al poeta.

Quien tiene que estar encantado con usted es su sucesor, pues encima que jamás pensó que pudiera un político llegar tan alto con un bagaje tan bajo, le dice que con usted la mayoría absoluta estaría garantizada. ¿Cómo se le ocurre ponerle a FER en este aprieto?, con lo que ha llorado esta persona por usted. Eso no se hace.

Pero para terminar me gustaría hacer un par de reflexiones:

¿Dónde están todos sus consejeros, consejeras, asesores, directores, etc., que decían que no eran del PP sino ‘Sanchistas’?, ¿Por qué no han dimitido con usted de la mano?.

La segunda y última reflexión es una invitación a que analice en profundidad si su final no ha sido fruto de sus errores, si la soberbia, la prepotencia y seguridad de estar por encima del bien y del mal, no le ha llevado a un final que ni siquiera había imaginado en las peores de sus pesadillas.

Llevan razón quienes le veían como un animal político, pero quizás el problema es que usted se creyó el rey de la selva, y no debería olvidar que hasta los leones forman parte de la cadena alimenticia, y han sido los suyos los que le han terminado devorando y no ‘los malos’.

Le deseo lo mejor en la nueva etapa privada que inicia, y estoy seguro que los aciertos y errores que ha cometido en su vida política, le hará ver que hay vida más allá de la política, y sería bueno que otros, antes de hacer política, se presentarán con un informe de vida laboral llena de otras actividades que en nada tengan que ver con la vida pública. Sería el mejor síntoma de que la política en general y su partido en particular ha entendido el mensaje.

Suerte