Miguel Hernández Funcionario de la Tesorería Territorial en excedencia. Funcionario de la Comunidad Áutónoma. Jefe de Área del SEF.

PROMOCIÓN INTERNA EN LAS ADMINISTRACIONES PÚBLICAS: ¿Filtro o Coladero?
( 17 Votos )
09.10.17 - MIGUEL HERNÁNDEZ
Una oportunidad única para disfrutar de Cartagena en agosto 

 

Las administraciones tienen un auténtico problema con la promoción interna, y es que ir por detrás de los cambios laborales, sociales y educativos conlleva ir siempre con el pie cambiado. ¿Qué hace que un colectivo pase del grupo C2 al C1 a través de un curso o de una proceso selectivo duro?. Nada, todo depende de la presión sindical y la voluntad política y de intereses personales.

La policía local y los bomberos fueron los primeros que consiguieron subir su categoría de forma acordada y consensuada, después llegaron los agentes forestales que de forma prácticamente automática pasaron a denominarse medio ambientales y con galones de autoridad. La puerta de la promoción interna vía curso de formación definitivamente se abrió, pero no de par en par, sino de forma gradual.

Las organizaciones sindicales vieron entonces la posibilidad de ir metiendo colectivos a través de este resquicio, lo que está ocasionando más de una situación injusta, pero sobre todo, alguien debería tener un argumento de por qué unos sí y otros no.

Ahora conductores, cocineros y otros colectivos promocionarán por la puerta de atrás, cuando deberían hacerlo por la puerta grande, como el resto de colectivos que hacen funciones de superior categoría.

¿Por qué los vigilantes no pueden pasar al grupo C1 y reconocerle nuevas y fundamentales funciones?

¿Por qué los auxiliares educativos no se reconvierten en educadores, apostando porque los centros ocupacionales no sigan la deriva de convertirse en centros asistenciales puros y duros, donde auxilares educativos y auxiliares de enfermería comparte funciones de forma tan cotidiana que nos hemos acostumbrado a esta anormalidad?

¿Por qué se intenta poner como moneda de cambio a los auxiliares mecánicos ofreciéndoles una reivindicación histórica, su paso al C1 para acallar voces y protestas ante la privatización de las ITV's?

¿Por qué los auxiliares administrativos que hacen funciones igual que los administrativos en los puestos base y encima existe el grado medio y superior en formación profesional no se agrupan en el cuerpo general administrativos, y en cambio se les exige casi una oposición restrictiva y limitada para acceder al mismo puesto y hacer lo mismo en el que están?.

¿Por qué en la agencia tributaria estatal la promoción interna es ofrecida regularmente y con unos niveles de exigencia alto, y en cambio en la agencia regional es todo lo contrario?

Hace tiempo dije y sigo manteniendo que ha llegado la hora de abrir el debate de la estructura administrativa y la carrera profesional, no solo en la administración regional, sino también en la local, y también dije que Función Pública está perdiendo una ocasión de oro para convertir la actual Escuela en un Instituto de la Función Pública, asignándole un papel predominante y determinante en carrera profesional de los empleados públicos.

Mientras esto no ocurra, seguirán habiendo empujones para meterse por la puerta pequeña que ahora mismo está entreabierta, y cuando hay empujones enseguida vienen los insultos y las quejas.

El futuro estatuto de la función pública es una oportunidad, y aunque hace dos años que se firmó el acuerdo que impulsaba la nueva normativa, la realidad es que aún estamos en paños menores y se siguen creando distinciones entre compañeros y compañeras, generando empleados públicos de primera, segunda y hasta de tercera.

Algún día Hacienda y Administraciones Públicas estoy convencido que dejará de ser asesorado y presionado solo por los mismos, y asumirá de una vez llevar a la administración pública del siglo XX al XXI, que no olvidemos llevamos ya casi veinte años en el nuevo siglo, y en cambio, seguimos prácticamente igual que hace cincuenta.