Miguel Hernández Funcionario de la Tesorería Territorial en excedencia. Funcionario de la Comunidad Áutónoma. Jefe de Área del SEF.

Cataluña: JE SUIS CHARLIE HEBDO
( 8 Votos )
15.10.17 - MIGUEL HERNÁNDEZ
Una oportunidad única para disfrutar de Cartagena en agosto 

 

Si los responsables de comunicación del gobierno de España fueran listos e inteligentes, que lo dudo y mucho, aconsejarían a Mariano Rajoy que en vez de enviar a poner a los pies de los caballos a las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, y a los jueces ponerles a resolver un problema político, compraran dos millones de ejemplares de la revista satírica Charlie Hebdo y se la regalaría a cada uno y una de los independentistas catalanes. Sería la mejor manera de que se enfrentaran y vieran la realidad no solo española sino europea.

No solo ridiculiza sus argumentos identitarios, sino que ofrece una visión clara de lo que supondría para Europa que Cataluña se independizara.

Más de 200 lenguas se hablan en la Unión Europea, lo que por esta regla de tres, la UE de los 27 debería convertirse en la UE de los 200, es uno de las críticas más duras que el semanario francés hace al independentismo.

Pero no queda ahí la cuestión, sino que le echa en cara la democracia existente, la libertad y el estado de derecho que por fortuna tenemos en España.

Sí los Más, Puigdemont, Junqueras y los sectarios de la CUP querían y piden la mediación internacional, deberían primero leer el especial Cataluña de Charlie Hebdo y luego volver a llamar a los gobiernos de otros países si les quedan ganas. Sería todo un síntoma de que los independentistas no solo ven la patética TV3, sus profesionales siguen haciendo el ridículo a diario, poniendo a la profesión a la altura del betún, sino que comprobarían que hay vida inteligente más allá de su ombligo.

Sí alguien piensa que Puigdemont va a contestar con un sí o un no es que no han entendido nada. Mañana se volverá a enturbiar el ambiente, y otro día más no se hablará de corrupción galopante, de temas sociales, de deterioro del servicio público, de las infraestructuras, y de mil cosas que deberían preocupar a la sociedad no solo catalana sino española.

Europa no se puede permitir el lujo de que Cataluña abra el debate de la secesión, por cierto, siempre son los países ricos quienes quieren independizarse de los pobres, ¿Cómo se denomina esto?, ¿Clasismo, fascismo?, puesto que al día siguiente solo en España habría como mínimo otra comunidad que se pondrían a llamar a las puertas de la independencia, y eso sería el final de la Unión Europea.

Si en enero de 2015 toda Francia, acompañada del resto de Europa, tras el atentado sufrido por el semanario francés, donde fueron asesinadas doce personas, levantó la voz con su ya famoso lema JE SUIS CHARLIE HEBDO, sería bueno que ahora que un buen puñado de radicales quiere llamar a Europa con el único aval de no cumplir las leyes democráticas de las que se dotaron, menuda tarjeta de presentación por cierto, les dijéramos también JE SUIS CHARLIE HEBDO.

¿iDIOTEZ O MUERTE?