Miguel Hernández Funcionario de la Tesorería Territorial en excedencia. Funcionario de la Comunidad Áutónoma. Jefe de Área del SEF.

La subida salarial de 2018 tendrá que esperar
( 26 Votos )
23.11.17 - MIGUEL HERNÁNDEZ
Una oportunidad única para disfrutar de Cartagena en agosto  

 

 De momento no habrá Presupuestos Generales del Estado 2018, así que la subida salarial tendrá que esperar, como mínimo hasta enero. El PNV tiene en su mano que este año los empleados públicos no perdamos otra vez poder adquisitivo, pero de momento tienen claro que hasta que no se aclare el tema 'catalán', no están dispuestos a negociar nada. En definitiva, el próximo día 21, votan solo los catalanes y catalanas, pero el resultado nos vinculará a todos.

Así que esta navidad llama a tu suegra y dile que se te han torcido los planes y que por lo tanto te hace ilusión de nuevo volver a su casa, ah, y aprovecha estos días de Viernes Negro y compra langostinos congelados y márcate un puntito con tu suegra.

Aprovecha también y diles a tus compañeros que este año no puedes ir a la comida de navidad, por cierto, encontrar un menú de 30 o 40 euros comienza a ser una ganga, ¿Quién nos iba a decir que pagar un menú de ocho mil pesetas era una ganga hace años?, pero es lo que tiene que sigamos sin conocer realmente lo que supuso en términos relativos el cambio de moneda, de esta manera te evitas aparecer en videos caseros haciendo el ridículo y de otra, por una vez y sin que sirva de precedente, no compartes mesa con gente que solo ves en los pasillos y apenas te saluda.

Lo único bueno que tiene que de momento no tengamos subida salarial, es que algunos tienen todavía la capacidad de negociar que la subida sea lineal, y que por lo tanto, sin ningún coste adicional, los de más abajo cobren un poco más que los de arriba, porque parece que se nos ha olvidado que la crisis ha afectado a miles de interinos, pero también ha supuesto un duro golpe a los empleados públicos con los salarios más bajos de la administración.

Y por favor, estas navidades en casa de tu suegra, cuando tu cuñado se ponga a hablar de Cataluña no lo mires mal, ni discutas,  que el próximo verano lo mismo tienes que volver a bajar la sombrilla a la orilla del Mar Muerto, perdón del Mar Menor con las latas de mejillones, los quintos y la bolsa de patatas 'Pijo' que tu suegra compró en la oferta del Carrefour, y es que la vida de funcionario es más dura de lo que muchos se creen.