Miguel Hernández Funcionario de la Tesorería Territorial en excedencia. Funcionario de la Comunidad Áutónoma. Jefe de Área del SEF.

¿Qué hacer este puente?
( 16 Votos )
01.12.17 - MIGUEL HERNÁNDEZ
Una oportunidad única para disfrutar de Cartagena en agosto  

 

Olvídate durante este largo puente de los problemas que hay, que no son pocos, borra de tu memoria Cataluña, el 21-D, la DUI, y el 155, a Puigdemont y Junqueras, desintoxícate, incluso intenta no hacerte mala sangre con que no tendremos subida salarial hasta que en Madrid no lo diga. Olvídate hasta de tu suegra, de la cena de nochebuena y del imbécil de tu cuñado, incluso no le des más vueltas a la comida de navidad que han elegido por tí tus compañeros y que sigues sin saber si vas a ir o no. Este puente disfruta de lo mucho que hay en la Región. Desde el Puente de Leyendas de Mula, hasta el tradicional y multitudinario Mercado Medieval de Caravaca de la Cruz, sin olvidarte de una de las ciudades más olvidadas de la Región: Yecla, que celebra sus Fiestas Patronales.

Este puente anuncian frío, así que abrígate bien y sobre todo, acércate a los mil lugares que te ofrecen un lugar caliente y comida en abundancia.

Si decides ir a Mula a disfrutar de un puñado de ingeniosos y voluntarios muleños y muleñas con sus interpretaciones de Noches de Leyenda, acuérdate de reservar en alguno de sus restaurantes para disfrutar de su gastronomía, El Niño de Mula y la Puebla ofrecen alternativas, y en la propia ciudad hay donde elegir, El Casino con Jose  Miguel en los fogones, y la Casa de Cristo con Sebastian a la cabeza, están dando un toque diferente y personal a dos lugares históricos de Mula.

Si prefieres ir primero a Caravaca a vibrar con su Mercado Medieval, es una muy buena alternativa, eso sí, si te angustia las masas, no te recomiendo un paseo por sus callejuelas, ya que tienes que armarte de paciencia a raudales, pero merece la pena.

En el noroeste tienes más alternativas gastronómicas: Casa de Cristo en Moratalla, donde Juani ha conseguido que me acuerde de ella y sus platos a menudo, pero sobre todo del ambiente que han creado, en el Calar de la Santa, donde el Bar Pereas sigue teniendo una de las mejores orejas que se pueden probar en el mediterráneo, o en el Restaurante Virgen de la Esperanza  (Calasparra), donde Juan te servirá el que probablemente es el mejor arroz del mundo, pero sobre todo, el noroeste es de los pocos lugares donde puedes este puente disfrutar de su naturaleza en estado puro para terminar sentado en cualquiera de sus restaurantes pasando un día inolvidable.

Pero como Teruel, YECLA TAMBIÉN EXISTE, y sobre todo ahora que ya no hay excusa con la carretera, ya que desde hace unas semanas, por fin la Región pagó su deuda pendiente con esta ciudad. 

YECLA tiene mucho que enseñar y mostrar, y quizás sea la gran desconocida de cientos de miles de murcianos y murcianas, pero sobre todo, disfrute estos días de sus fiestas patronales, empápese de esta parte de la historia de la ciudad. Estos días es difícil encontrar sitio para comer, así que Jumilla (Restaurante Agustín - Pedro Piqueras)  y Raspay (el único municipio de la Región donde se habla Valenciano), tienen alternativas más que atractivas, sobre todo si hablamos de Gazpacho Manchego. 

Pero si de Gazpacho Manchego hablamos, permíteme que aún recuerdo el que sirven en Cañada de la Leña, Carretera de Abanilla a Pinoso, en el Bar la Amistad, no es acogedor, no es cómodo, pero sirven uno de los mejores gazpachos del mundo. Hace tiempo que no he ido, pero si lo siguen haciendo la mitad de bueno que antes, merece la pena y mucho.

Si por el contrario prefieres estos días de frio asomarte al mar, no lo dudes: CARTAGENA. Algún día estoy seguro que los murcianos nos daremos cuenta de que tenemos una de las ciudades con más historia del mundo. Si tienes miedo a enamorarte de una ciudad, te aconsejo que no vayas a verla.

Y permítanme que si no elige ninguna de estas opciones, siempre les quedará Lorca, una ciudad, que se ha levantado de la tragedia del terremoto, más alta, más guapa y más interesante que nunca. Una ciudad que tiene mucho por descubrir.