Miguel Hernández Funcionario de la Tesorería Territorial en excedencia. Funcionario de la Comunidad Áutónoma. Jefe de Área del SEF.

LAS PLATAFORMAS CIUDADANAS TOMAN LA INICIATIVA POPULAR
( 32 Votos )
13.12.17 - MIGUEL HERNÁNDEZ
Una oportunidad única para disfrutar de Cartagena en agosto    

 Convocatoria Plataforma Mula por su Castillo

Estamos asistiendo a una auténtica revolución de las reivindicaciones en los últimos tiempos. Si hace unos años eran principalmente las organizaciones políticas y sindicales quienes ejercían el papel de líderes en las manifestaciones ciudadanas, convocándolas y organizándolas, ahora son meras invitadas a sumarse a las plataformas, incluso se les recomienda en algunas de ellas, no traer banderas ni consignas.

Mula por su Castillo’, ‘Salvemos el Rosell’, Pro-Soterramiento’, ‘Sanidad Pública’, ‘Educación Pública’, etc. etc., son algunos de los ejemplos más significativos de la pérdida de protagonismo público en las luchas por cambiar el sistema, por parte de las organizaciones tradicionales.

La máxima que se instauró, principalmente en las organizaciones sindicales, ‘mejor un mal acuerdo que un buen conflicto’, lo único que ha ocasionado a medio plazo ha sido la pérdida absoluta de seguir siendo referencia obligada del movimiento ciudadano en general y de los trabajadores en particular.

Las luchas, a veces cainitas, entre las organizaciones sociales, donde cada uno remaba y rema en una dirección diferente, están consiguiendo no solo un debilitamiento preocupante, sino que les están otorgando un papel que baila entre lo marginal y lo residual.

Pero el fracaso de los tradicionales cauces de expresión del descontento y de la lucha contra las injusticias, es inversamente proporcional al éxito de las cada vez más numerosas plataformas ciudadanas.

La Plataforma Salvemos el Rosell, consiguió que el mismísimo ex presidente Pedro Antonio Sánchez firmara una Ley dictada por la Asamblea Regional en la que no creía, y que a fecha de hoy aún siguen poniendo contra la espada y la pared al gobierno regional para que cumpla simplemente la nueva ley.

Cientos de hombres y mujeres en Mula crearon la Plataforma Mula por su Castillo, donde su reivindicación, que el Castillo volviera a titularidad pública, y evitar no solo su deterioro, sino su puesta en valor, está a punto de conseguirlo, si hace dos años el Ayuntamiento era propietario de un 5% de este símbolo, ahora asciende, gracias a la presión de la plataforma, a que tan solo le falte un 11% para que la justicia impere, una plataforma que a pesar de los éxitos no ha levantado el pie de la presión popular.

Las Plataformas por la Sanidad y la Educación Pública forman parte de la historia reivindicativa no solo de la Región, sino del propio país, sus mareas blancas y verdes, han llenado de ilusión al sector público. En Andalucía por ejemplo, consiguieron que la hoja de ruta sanitaria marcada por la propia Junta, fuera reconsiderada gracias a la movilización independiente y apolítica de miles de ciudadanos.

Pero aquí sin duda, la que mayor presencia mediática está obteniendo es la Plataforma Pro-Soterramiento, sus protestas han saltado la frontera comunitaria, hasta televisiones de ámbito estatal se han hecho eco de sus protestas, incluso la Unión Europea ha podido conocer de primera mano la situación real.

A pesar de los intentos absurdos e inútiles del gobierno regional por querer relacionar la plataforma tanto con PODEMOS como con ‘violencia’, el movimiento ciudadano les ha superado, y ya todo el mundo reconoce que los cambios habidos en el planteamiento de la llegada del AVE, han sido fruto de dicha plataforma, la cual, no se conformará con que la empresa haya empezado a hacer agujeros.

Antes se decia: La lucha continua. Ahora podriamos decir: Las Plataformas continuan.