Miguel Hernández Funcionario de la Tesorería Territorial en excedencia. Funcionario de la Comunidad Áutónoma. Jefe de Área del SEF.

UN PAÍS, 17 MINI ESTADOS, 8.124 CORTIJOS Y 2 CIUDADES AUTÓNOMAS
( 43 Votos )
18.12.17 - MIGUEL HERNÁNDEZ
Una oportunidad única para disfrutar de Cartagena en agosto      

 

Bienvenidos a España. Más de dos millones y medio de empleados públicos trabajamos en las diferentes administraciones públicas: el 51,45% pertenecen a las CCAA; el 21,7% a las entidades locales (EELL); el 20,8% a la Administración Pública Estatal; y el 6,04% a las Universidades.

Pero aunque todos tenemos el mismo padre, ‘Papá Estado’, cada uno es de su madre. Y es que si alguien piensa que hay homogeneidad en el ámbito público, nada más lejos de la realidad.

Ni las retribuciones, ni el tipo de relación contractual, ni mucho menos la forma de acceso a la función pública ha seguido un patrón mínimo. Mientras hay gente que lleva años (interinos) peleando, luchando, estudiando y reventándose para poder tener una plaza fija, cientos de miles han entrado, y lo siguen haciendo, por la puerta de atrás, sin ruido, sin publicidad, sin concurrencia, sin los principios de igualdad, mérito y capacidad, y muchas veces, con artimañas pactadas para hacerse con un hueco fijo en la administración.

Las administraciones locales y autonómicas, por este orden, se llevan la palma en cuanto a las formas de contratación, miles de trabajadores han visto cumplidos su sueño de pertenecer a la administración por errores administrativos, otros tras ganar alguna batalla judicial, aprovechando los agujeros que tiene la administración en sus viejos y vetustos muros, e incluso los hay que estaban en el momento y en el lugar adecuado, y sin bebérselo ni comérselo, se encontraron con un regalo en forma de plaza fija en la administración.

España decidió en un momento determinado crear 17 mini estados hace ya más de 35 años, de pronto la todopoderosa y hermética administración estatal abrió sus puertas blindadas y cada comunidad se llevó su parte del botín, hasta ese momento, los ministerios hacían y deshacían sin dar la más mínima explicación, solo en las Diputaciones pueden verse todavía restos de esa forma de actuar a la hora de contratar. Los Ayuntamientos, los hermanos pequeños de la administración, también se les permitía la opción digital (el dedo) como forma de selección del personal que accedía a un puesto fijo.

Las transferencias dieron lugar a auténticos disparates en las formas de contratación. Fundaciones, Institutos y Chiringuitos fueron integrándose bajo el paraguas de las administraciones.

El resultado final es que un funcionario en Murcia puede ganar casi la mitad que uno de Navarra, que un trabajador no técnico de un ayuntamiento gana lo mismo o más que un nivel 24 en la administración del Estado, o que hay puestos de trabajo que cobran solo de complemento específico más que un auxiliar de nómina. Por no hablar de las diferentes escalas retributivas que existen en las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado.

Pero lejos de que estas prácticas sean ya cosas del pasado, estas prácticas siguen acentuándose, sobre todo porque la administración conoce muy bien sus puertas falsas y sus propias cloacas.

La siguiente conversación, salvo el nombre, NO es fruto de mi imaginación.

- Paco, me gustaría que fueras en la lista para las elecciones de este año.

- No puedo, estoy sin trabajar y lo primero es conseguir trabajo

- No te preocupes, si salgo Alcalde vemos algo, ya he hablado con una de las empresas que está trabajando para la administración y te va a contratar, por eso no te preocupes.

 

NOTA:  A fecha de hoy, el concejal trabaja para una empresa subcontratada para la comunidad autónoma.