Miguel Hernández Funcionario de la Tesorería Territorial en excedencia. Funcionario de la Comunidad Áutónoma. Jefe de Área del SEF.

CATALUNYA VOTA NO A LA INDEPENDENCIA
( 39 Votos )
22.12.17 - MIGUEL HERNÁNDEZ
Una oportunidad única para disfrutar de Cartagena en agosto       

 

Más del 52% de los catalanes, con una participación histórica, ha votado NO A LA INDEPENDENCIA. Cualquier otro análisis es no entender lo que se votaba. Lo que no llego a entender es por qué todo el mundo se empeña en hacer un análisis como si se tratara de unas elecciones autonómicas normales. La otra clave que ha quedado despejada, es que Cataluña estaba deseando expresar su opinión. Quien ahora quiera hacer trampas diciendo que tienen mayoría absoluta para seguir el camino de la unilateralidad, no solo es imbécil, sino que encima nos tratará como a idiotas. Lo de ayer era pura y llamamente un 'referendum' sobre la independencia, y los votos han dictado sentencia.
 

Así que de momento, si los actores son honrados, que lo dudo, dejarán de pisar el acelerador y deberían sentarse a planificar la Cataluña para los próximos veinte años, que de nuevo, cuando las nuevas generaciones vayan pasando, no tengo dudas de que volverán a abrir el melón de la secesión.

Al Partido Popular, tal y como adelantamos hace ya mucho tiempo, le ha salido un competidor importante, un partido, CIUDADANOS, que está poniendo sobre la mesa la necesidad de una renovación generacional en el centro derecha español, un partido que está convencido de que España tiene que sufrir cambios importantes, unos los llamarán evolución, otros involución, pero cambios al fin y al cabo, es decir, lo contrario de lo que propone actualmente el partido popular: El inmovilismo.

A Mariano nadie le toserá públicamente, es lo que tiene el partido popular, que el debate interno apenas existe, y todo el mundo cerrará filas ante la posible situación que se le avecina, lo único que le faltaría a Mariano es que hoy la lotería tocara en Girona y que mañana el Barcelona le gane al Real Madrid para tener su semana negra.

Bromas aparte, ¿o no?, como diría el mismo Mariano, lo que me sorprende es como todos los análisis políticos hablan de los resultados de las  elecciones en Cataluña como si se trataran de unos comicios autonómicos. Ahora se entrará a debatir si Puigdemont, que no ha ganado, es Presidente o será detenido nada más pisar su 'república catalana', si Junqueras seguirá en Estremera haciendo lo mismo como el que está de ejercicios espirituales, o si por fin Pablo Iglesias se dará cuenta de que no hay más sordo que el que no quiere oir.

Ciudadanos, la gran vencedora del 21-D, entrará ahora en una espiral de autoestima importante, aunque estoy convencido de que alguien les bajará la medicación y les dirá que el suflé tiene su momento, y que difícilmente los resultados de Cataluña se puede extrapolar al resto de España, el PP en general, pero Mariano en particular, sabía que cambiaba votos en Cataluña a cambio de ganarlos en el resto de España, menos en el País Vasco, lo que no esperaban es que el partido en el gobierno represente la última y residual fuerza política en un territorio que representa el 20% del PIB.

Si los independentistas deciden de nuevo liarse la manta a la cabeza, y no hacer una lectura única del resultado, tendrá repercusiones económicas muy importantes, ya que a las tres mil empresas que han empezado a mover sus estructuras sociales, se le pueden unir muchas más, y lo peor de todo, que también cambien sus estructuras productivas.