Miguel Hernández Funcionario de la Tesorería Territorial en excedencia. Funcionario de la Comunidad Áutónoma. Jefe de Área del SEF.

OPOSICIONES ADMINISTRACIÓN REGIONAL: Una absurda escabechina
( 41 Votos )
22.01.18 - MIGUEL HERNÁNDEZ

Una oportunidad única para disfrutar de Cartagena en agosto           

 

Siempre he defendido que la única manera de afrontar un problema tan grande y tan grave, como ha sido tener congeladas durante varios años las oposiciones, por culpa única y exclusivamente de la propia administración, es que se genera unas bolsas de interinos tan grandes que intentar solventar el problema en dos o tres años, no solo conlleva injusticias, sino que se producen algunas escabechinas tan burdas como surrealistas en los procesos selectivos.

No tiene ningún sentido estar pagando año tras año a interinos e interinas por hacer su trabajo, y luego exigirles una oposición que en nada tiene que ver con la labor diaria que se realiza en la propia administración, eso tiene un nombre: incoherencia.

Sí lo que se quiere es que los interinos, de ahí que se haya establecido un proceso de consolidación, tengan oportunidad de estabilizar su empleo, lo más honesto, justo y coherente, es apostar por  un proceso donde las preguntas que se hagan, estén relacionadas directamente con la actividad diaria, y no con la única intención de hacer una criba entre los opositores, donde la inmensa mayoría de las preguntas jamás se aplicarán al día a día en el trabajo.

Me parece perfecto que existan procesos donde el nivel de exigencia sea alto, o incluso muy alto, pero entonces dejémonos de ‘hipocresía’ y no le llamemos procesos de consolidación. Por eso, sería muy bueno que en  las próximas ofertas se establezcan dos procesos, como se ha hecho ya con anterioridad, diferenciados, uno con el objetivo de consolidar a quienes llevan años trabajando, y otro para dar oportunidad a quienes optan a ‘sacar una plaza’ sin la más mínima antigüedad ni experiencia.

Mientras sigamos celebrando procesos, donde apenas aprueba el 10 o el 15% de los presentados, donde se pregunten cuestiones que en nada tiene que ver con el trabajo a desarrollar, solo estaremos consiguiendo generar frustración entre miles de profesionales.

Sería todo un detalle que alguien hiciera alguna reflexión al respecto, sobre todo ahora que, salvo sorpresa, se avecinan procesos extraordinarios.