Miguel Hernández Funcionario de la Tesorería Territorial en excedencia. Funcionario de la Comunidad Áutónoma. Jefe de Área del SEF.

Lo primero que haremos será poner en valor los recursos humanos de la administración regional (Diego Conesa – Secretario General del PSOE-RM)
( 34 Votos )
08.02.18 - MIGUEL HERNÁNDEZ

Una oportunidad única para disfrutar de Cartagena en agosto           

 

Por fin los socialistas de la Región de Murcia vislumbran la posibilidad de volver a San Esteban. Bien por los fallos que están cometiendo los populares por un lado,  bien por la inyección de autoestima que ha supuesto un cambio de estrategia en la calle princesa por otro, la realidad es que las posibilidades de que Diego Conesa termine siendo el próximo Presidente de la Comunidad Autónoma ya no es una utopía, al contrario, en los últimos veinte años nunca estuvieron tan cerca, la travesía del desierto puede que esté a punto de terminar.

Por eso hemos creído conveniente y necesario entrar en profundidad, después de cumplir sus primeros cien días al frente de los socialistas murcianos, sobre su modelo, no solo  de función pública, sino de sector público,  y les aseguro que no dejará indiferente a ninguno. Se podrá estar de acuerdo o no, pero es evidente que el partido socialista tiene por fin un relato convincente sobre su apuesta pública.

Él y su equipo demuestran que ya tienen en su cabeza una estructura clara sobre lo que harán a partir del primer día que lleguen a San Esteban.

Cuando le pregunto: ¿Cuál sería su primera medida?, ni pestañea, ‘Sin duda,  si no la hay, poner en marcha una ley integral del Mar Menor. La Laguna es una prioridad absoluta, no es un problema de habilitar una Dirección General que se ha demostrado que no sirve para nada, sino es un problema de interés general’.

Le propongo hablar de la administración regional. ¿Cuál sería su primera decisión?. ¿Una?, me dice , serían varias, pero una de ellas sería que en los primeros tres meses deberíamos tener encima de la mesa una Auditoría de todas las instalaciones públicas que tenemos, solo así sabremos si estamos utilizando el dinero de los contribuyentes de manera eficaz. El actual gobierno está gastando dinero en alquileres mientras tiene instalaciones propias cerradas y en desuso.

Sin apenas tiempo para seguir preguntando, me habla de la Transparencia  como una de las piedras angulares de su proyecto, sabe que se ha convertido en una demanda social de primer orden, y por eso incluso no duda en aplicar el término Scanner como ejemplo de lo que quiere que sean las administraciones públicas. Transparencia e Igualdad, estas serán mis señas de identidad.

Antes de hablarle de los cincuenta mil trabajadores que desarrollamos nuestra actividad en la comunidad, le sugiero un pequeño juego, yo le digo un nombre y él con una palabra intenta describírmelo.

PAS, no duda, pero utiliza cuatro: PP en la región, FER le digo, el insiste: PP en la región. Joaquín Contreras, no lo duda: ejemplo de compromiso, aunque sigue utilizando más de una palabra. González Tovar, solo una palabra insisto: Murcianía, Mar Menor: Desastre, Rosa Peñalver, sin duda Igualdad, Alhama, lo tiene claro: Emprendimiento, y la Región de Murcia le digo para terminar: Cambio.

Los sindicatos y el ministro de hacienda y administración pública están negociando una subida salarial para los próximos años en torno al 8%, lo que implicaría….., no me deja terminar.

 La brecha salarial entre los que más ganan y los que menos tiene que tender a  cerrarse no abrirse. Si yo soy Presidente tomaremos las medidas necesarias para que  dicha brecha cuando menos no aumente. Por fin alguien que piensa en los que menos tiene, me digo.

Le pregunto por cómo entiende él la promoción y la carrera profesional, espera a que termine, y tiene claro que la formación debe ser más que un precepto, una exigencia, tener un órgano de formación que facilite no solo la carrera profesional, sino que dé cobertura a los cargos públicos recién elegidos, es fundamental. Unificar criterios y sobre todo, facilitar la movilidad geográfica y funcional entre administraciones públicas es un reto que tenemos si queremos una administración del siglo XXI.

¿Hablamos del tercer sector?, le pregunto.

Cuando quiera, me dice, y no solo afectaría  al tercer sector, lo primero  tener un mapa o una auditoría, llamémosle como queramos, de la situación actual sobre servicios privatizados, me temo que ni la propia administración tiene ni idea de cuál la situación real. A partir de esa realidad, hay que ser muy exigente con el cumplimiento de los contratos firmados, seguir despilfarrando el dinero público es un grave error, tenemos que ser mucho más eficaces y eficientes. En cuanto al tercer sector, me dice que es un disparate que cada año cientos de personas tengan que estar pendientes de la renovación o no de un convenio, tenemos que dar estabilidad, no solo a los trabajadores sino al propio sistema.

Encima de la mesa está la foto del Ministro de Fomento en la prensa regional, y le pregunto por el AVE y todo lo que está provocando en la Región. El problema, me dice, es que hay una nula política de vertebración de región. Los ciudadanos no solo viven del AVE, los trenes de cercanías son una de las piezas fundamentales en el futuro de las infraestructuras, y aquí, en Murcia estamos todavía en el siglo XX.

No quiero que se me olvide preguntarle  por los  Yacimientos  de La Bastida en Totana o Begastri en Cehegín, el Castillo de Mula y tantos otros patrimonios históricos que están bailando entre el ninguneo y el abandono.

Miguel, me dice, La recuperación de nuestro patrimonio será una de nuestras prioridades. Un plan de inversión, su puesta en valor y exigir al ministerio que invierta mucho más de lo que lo hace actualmente, es clave para el desarrollo, y no solo turístico, de muchos lugares de la Región.

Sabe y es consciente de que la financiación autonómica y de las administraciones locales es la llave de muchas de estas inversiones, ‘la gente no quiere oír hablar de cómo se financian las administraciones, solo quiere solucionar sus graves problemas, por eso necesitamos resolver cuanto antes el grave problema de financiación que tenemos’.

Antes de terminar le pido que me diga cuál es su máxima preocupación en política: Ser justo me dice.

Lo que peor lleva de todo, es sin duda el coste personal y familiar que conlleva, pero  se dará por pagado si consigue cambiar el rumbo errático y desconcertante  que la región lleva en los últimos años.

Suerte.