Miguel Hernández Funcionario de la Tesorería Territorial en excedencia. Funcionario de la Comunidad Áutónoma. Jefe de Área del SEF.

¿Cuántas banderas españolas se colgarán en los balcones en apoyo a los pensionistas de este país y a lucha contra la brecha salarial?
( 15 Votos )
23.02.18 - MIGUEL HERNÁNDEZ

Una oportunidad única para disfrutar de Cartagena en agosto           

 

Miles de pensionistas se han echado literalmente a la calle para reclamar dignidad, pero sobre todo, para que no los tomen por idiotas.

 Las pensiones en este país es el mayor convenio colectivo público que existe, y por lo tanto, tienen derecho a opinar sobre sus condiciones económicas, y no solo que se convierta en un debate de técnicos con intereses partidistas, y políticos que la mayoría de ellos viven al margen de la sociedad y prefieren rendir pleitesía a los intereses del sistema financiero a buscar soluciones al grave problema del mantenimiento público de las pensiones, seguramente no porque no quieran, sino porque son simplemente incompetentes.

 Desde que el Gobierno de España aprobó que las pensiones se ‘garantizaban’ que al menos ‘subirían’ las pensiones un 0’25, cuando la realidad es que año tras año siguen perdiendo poder adquisitivo a borbotones, el malestar entre los pensionistas ha ido creciendo año tras año, y por fin, tras las últimas ‘advertencias’ por parte del mismísimo Presidente Rajoy, que recomendaba a los españoles ahorrar si querían el día de mañana tener una pensión digna y sobre todo, si se querían asegurar una educación en el futuro para sus hijos, la comunidad de los ‘Yayos’ parece que ha reaccionado.

 Estoy seguro que el gobierno tomará buena nota, sobre todo, porque aquí se encuentra uno de sus mayores caladeros de votos. Evidentemente el partido popular ha entrado en una dinámica que como dice el dicho popular, si pone un circo, le crecen los enanos.

 Desde que Rajoy dijo aquella famosa frase ante la pregunta sobre la brecha salarial ‘No nos metamos en eso’, España parece que de pronto ha despertado de un problema histórico y endémico, todo el mundo está dispuesto a luchar porque la brecha salarial entre mujeres y hombres desaparezca, por cierto, en las pensiones, ésta asciende hasta el 34%, mientras que en la población activa está en torno al 23%.

 El Gobierno Regional de Murcia está siendo consciente de que este problema puede estallarle en las manos, pero sobre todo en las urnas, y por eso se ha puesto manos a la obra, pero quizás a quien primero debería convencer es al gobierno de la nación, que incluso el otro día en el debate que hubo en el Congreso de los Diputados, ningún ministro asistió al mismo, lo que es el mejor ejemplo de la voluntad política del ejecutivo. Por lo que ‘No nos metamos en eso’, no fue un lapsus de Mariano Rajoy, sino que le traicionó el subconsciente.

 Tanto la movilización masiva de los ‘yayos y yayas’, y la decisión de muchos grupos políticos de ‘abrir el melón’ de la brecha salarial, es una gran noticia para millones de españoles que no están dispuestos a que le sigan tomando por borregos y lelos, y que solo se acuerden de ellos cada cuatro años.

 Mientras esto ocurre en España, De Guindos se va al BCE con un salario público, pagados por todos los contribuyentes de más de 30.000 euros al mes. Viva España.