Miguel Hernández Funcionario de la Tesorería Territorial en excedencia. Funcionario de la Comunidad Áutónoma. Jefe de Área del SEF.

Las Kellys enseñan la faja a Rajoy; Y el camino a los sindicatos
( 6 Votos )
06.04.18 - MIGUEL HERNÁNDEZ

     Una oportunidad única para disfrutar de Cartagena en agosto    

 La Bandera de España no debe servir para taparse

Primero fueron las Mareas, después las Plataformas y ahora las Kellys,  quienes están poniendo patas arriba uno de los pilares fundamentales de la propia Constitución Española: El papel de las organizaciones sindicales.

 Las mesas de negociación ya no son el lugar de encuentro donde se dirimen las relaciones laborales, ni tampoco lo sindicatos forman parte de la interlocución. El tablero donde ahora se juega tiene un nombre: Poder legislativo y ejecutivo.

 Las Mareas relegaron a los sindicatos de la pancarta principal, y las camisetas verdes o las batas blancas sustituyeron el rojo sus banderas, aquí comenzó el declive, y es que los que hasta ahora convocaban, pasaron a ser convocados.

 Después aparecieron las Plataformas, que son más trasversales que sectoriales, y que nacen, se reproducen y algunas mueren cuando se consigue el objetivo por el que se crearon.

 Aquí en la Región de Murcia ha habido y hay ejemplos muy significativos, y que sin duda los resultados obtenidos hablan la eficacia de este tipo de reivindicación, donde otra vez las banderas sobran.

        

 En Yecla, la Plataforma ‘Salvemos el Arabí’ consiguió que Cefusa no terminara instalando allí una granja porcina. En Mula la Plataforma ‘Mula por su Castillo’, ha conseguido en apenas dos años algo impensable, que más de dos tercios del Castillo sea ya propiedad municipal. Esta Plataforma sin duda, marcó un antes y un después en la Región como referencia de la lucha ciudadana por la recuperación del patrimonio público. Y sin duda la que más ruido y repercusión está teniendo a nivel nacional es la Plataforma Pro-Soterramiento, y que a pesar de los intentos de politizarla por parte de la Delegación del Gobierno, hay que reconocerle que muchos de los avances producidos ha sido gracias al empuje y tesón de los habitantes del ‘otro lado de la vía’.

 Ahora, una intervención de una senadora canaria, del grupo Ciudadanos, sobre la situación laboral que viven, pero sobre todo sufren, las limpiadoras de hotel, llamadas Las Kellys, llamó la atención del propio Presidente, que según sus propias palabras desconocía lo que estaba ocurriendo ¿En qué país vive Rajoy?, se pregunta uno. Si hasta uno de sus lugartenientes, el Diputado Casado tuvo una, otra más, desafortunada intervención en un coloquio hablando de ellas, y que fue el hazmerreír de la inmensa mayoría de los medios de comunicación.

 El Presidente Rajoy anduvo rápido en el Senado y se comprometió a recibirlas en Palacio.

 Las Kellys, que no se arrugan ante nada, no solo se levantaron la camiseta y enseñaron las fajas con las que tienen que trabajar, sino que consiguieron sacar el compromiso al propio presidente, otra cosa es que lo cumpla, de reformar incluso el estatuto de los trabajadores y reformar el mercado laboral para evitar las injusticias laborales que sufren estas profesionales.

 

Después de todo esto, la pregunta es más que evidente: ¿Qué papel deben jugar los sindicatos en España a partir de ahora?. 

El próximo 1 de mayo está a la vuelta de la esquina.