Miguel Hernández Funcionario de la Tesorería Territorial en excedencia. Funcionario de la Comunidad Áutónoma. Jefe de Área del SEF.

Podría no haber presupuestos y sí elecciones anticipadas
( 8 Votos )
09.04.18 - MIGUEL HERNÁNDEZ

     Una oportunidad única para disfrutar de Cartagena en agosto    

 


El 18 de enero publiqué que Mariano Rajoy podría adelantar las elecciones, ya que era la única posibilidad de parar la hemorragia de pérdida de votos que está sufriendo el partido popular. En condiciones normales el presidente es sabido que la inacción es su apuesta favorita, pero hay situaciones que ya no puede controlar el gobierno. Ahora con la apuesta otra vez del Parlamento de Cataluña a favor de proponer a Jordi Sánchez como candidato, podria tener como resultado que el 155 de la constitución siguiera vigente por los meses de los meses, y eso conlleva que no habrá presupuestos generales.

Así que cada día que pasa estamos más cerca de que este año no haya presupuestos, y por lo tanto, difícilmente habrá acuerdo en la financiación autonómica, y mantener esta situación se hace insoportable, sobre todo porque al partido que sustenta el gobierno le siguen creciendo los enanos.
 
El PNV, que está deseando votar unos presupuestos que le favorecen de manera especial, no dará su brazo a torcer, ya que el 155 es una línea roja para sus principios, y los vascos otra cosa no tendrán, pero cabezones como ellos solos. Así que cada día que pasa se aleja la posibilidad de un acuerdo. Por esa razón, el PP está pidiendo al PSOE un esfuerzo extra y que cinco diputados socialistas voten a favor de la ley presupuestaria, aunque estoy convencido que Pedro Sánchez seguirá con el NO es NO.
 
Sus afiliados y simpatizantes no le perdonarían que volviera a tirarle el salvavidas en el último minuto a un partido popular acorralado por las mentiras y sus propias contradicciones.
 
Sin presupuestos perdemos todos.
 
Más allá de las luchas interesedas y partidistas, incluso sin tener en cuenta que una cosa son los presupuestos y otra bien distinta el nivel de ejecución real, lo cierto y verdad es que no tener presupuestos implica que muchos de los acuerdos alcanzados no se llevarán a efecto, y otros deberán comenzar un camino con muchos baches, curvas peligrosas y sin apenas visibilidad, lo que implicará un viaje complicado. Pero sobre todo se rompe prácticamente la posibilidad de alcanzar un acuerdo en materia de financiación autonómica. 
 
Hace poco, la Ministra de Sanidad convocó a todas las comunidades autónomas a una reunión, la mitad de las mismas no asistió, y remitió a la ministra al Consejo Interterritorial. Como dice un conocido programa televisivo: Las batallas han comenzado.