Miguel Hernández Funcionario de la Tesorería Territorial en excedencia. Funcionario de la Comunidad Áutónoma. Jefe de Área del SEF.

Castejón no hará funcionario a nadie en el Ayuntamiento de Cartagena
( 7 Votos )
12.04.18 - MIGUEL HERNÁNDEZ

        Una oportunidad única para disfrutar de Cartagena en agosto    

 

Hoy se anunciaba a bombo y platillo que la alcaldesa de Cartagena haría funcionarios a 154 interinos, afortunadamente eso no es así. Que el Ayuntamiento de Cartagena ha sido hasta ahora poco transparente en los procesos selectivos es un dato lamentablemente objetivo, pero tanto algunos medios como los procesos establecidos, deberían empezar a hablar con cierta propiedad algunos, y andar con pies de plomo los otros, ya que es posible que la justicia termine poniendo todo patas arriba.

Por suerte para el sistema, ningún alcalde o alcaldesa  tiene la capacidad de hacer funcionario a nadie, lo contrario sería caciquismo o clientelismo, sino que accederán a la plaza aquellas personas, interinos o no, una vez superado el proceso de selección, un proceso de debería reunir las garantías mínimas de igualdad, mérito, capacidad y publicidad.

 Ningún proceso selectivo consolida personas, sino plazas, y el ayuntamiento debería ser consciente de ello, pero sobre todo, debería poner en marcha un proceso sin tantas sombras y dudas sobre su legalidad como ocurrió con el último, donde las bases generales eran un auténtico disparate jurídico, y que imagino algún día la justicia se pronunciará.

 Los ayuntamientos han sido siempre vistos como  ‘agujeros negros’ a la hora de contratar, pero esa lacra, algunos de ellos han hecho méritos más que suficientes para llevar ese maldito sello, debería empezar a ser historias del pasado, y corresponde a las actuales gobernantes poner todos los medios para que los procesos selectivos sean ante todo transparentes.

 Es cierto que cientos y miles de trabajadores en ayuntamientos están en una situación jurídica complicada, y que es evidente que hay que buscar soluciones para solventar sus situaciones jurídicas, pero eso no puede pasar por taparse uno la nariz y abrir las puertas.

 Esperemos que este acuerdo, al que se ha calificado de histórico no termine siendo histérico, pero sobre todo, que los cientos de opositores que echarán su instancia y estudiarán para conseguir una plaza, no se sientan engañados y defraudados por una corporación que en este proceso tiene mucho que ganar y mucho que perder.

 Estoy seguro que la Dirección General de Administración Local, estará atento a las convocatorias para que la legalidad se cumpla.