Miguel Hernández Funcionario de la Tesorería Territorial en excedencia. Funcionario de la Comunidad Áutónoma. Jefe de Área del SEF.

¿Está podrida la Universidad o son cuatro manzanas podridas también?
( 7 Votos )
16.04.18 - MIGUEL HERNÁNDEZ

    Una oportunidad única para disfrutar de Cartagena en agosto    

 

Lo peor que pudiera pasar en el Caso Cifuentes, es que se institucionalizara la mentira. Sería el mejor ejemplo de que este país está democráticamente enfermo.

Sorprende que la respuesta de la inmensa mayoría de la comunidad universitaria sea un copia y pega de la clase política. Hay miles de concejales y alcaldes honrados, y cuatro corruptos no pueden ensuciar a la mayoría de la clase política, dicen insistentemente los partidos políticos, pero la realidad es bien distinta, y la corrupción en la clase política está lamentablemente generalizada.

El Caso Cifuentes no lo denunció la Universidad, sino ha sido un medio de comunicación, los rectores apenas han dicho nada hasta pasado un tiempo, e incluso ni el Consejero de Educación ni mucho menos el Ministro del ramo salieron inmediatamente al paso de lo que estaba ocurriendo, un síntoma evidente de intentar correr un ‘estúpido’ velo.

La universidad pública, de las  privadas mejor no hablar, tiene serios problemas y no solo en materia laboral. El propio sistema del que se dotó en su momento es decimonónico, y por lo tanto, mantiene privilegios y ‘cortijos’ que hacen de ella una institución con demasiados vicios.

La prueba más evidente de que la Universidad no es oro todo lo que reluce lo tenemos en la actitud que mantuvo la propia comunidad cuando el ex alcalde de la ciudad, Miguel Angel Cámara, presentó un buen número de trabajos firmados por él. Todo el mundo se echaba las manos a la cabeza ante eso, y la propia universidad no solo dio por buenos esos trabajo sin la más mínima investigación interna, sino que el que era Rector, el Señor Orihuela, tuvo el ‘atrevimiento’ de recibirlo a bombo y platillo. Y todos callaron.

 Si queremos hacernos trampas jugando al solitario hagámoslo, pero después por favor no salgan públicamente a hablar de las bondades y lo buenos que somos.

 Se sabía que Bolonia traería este negocio a la universidad, y aunque hubo movilizaciones importantes, al final todos aceptaron pulpo como animal de compañía.

 Ahora basta con ver el cachondeo y el despelote que significa la presentación de Póster, Comunicaciones e incluso algunos Master, y es que a fecha de hoy todo vale y todo lo admite la administración.

 Y si no que se lo pregunten a la UCAM.