Miguel Hernández Funcionario de la Tesorería Territorial en excedencia. Funcionario de la Comunidad Áutónoma. Jefe de Área del SEF.

ENRIQUE GALLEGO CESADO: FUNCIÓN PÚBLICA PAGA LOS PLATOS ROTOS
( 18 Votos )
29.04.18 - MIGUEL HERNÁNDEZ

    Una oportunidad única para disfrutar de Cartagena en agosto    

 

Los trabajadores de la función pública no salen de su asombro, pero los de recursos humanos del SMS tampoco. El pasado viernes, Enrique Gallego, ex director de la función pública fue cesado de manera fulminante por el Consejo de Gobierno a propuesta del nuevo Consejero de Hacienda, cortando los cabos que había tejido el anterior Consejero Andrés Carrillo.

Un grave error, pero sobre todo un aviso a mucha gente, ya que por un lado función pública tardará mucho tiempo, más del que tienen para terminar la legislatura, en volver a la normalidad, y en segundo lugar, con la destitución de Gallego se pone de manifiesto que da igual hacerlo bien o mal, ya que es el SMS quien lleva años como pollo sin cabeza y perdiendo juicios a pares, y en cambio, es a una dirección que ha demostrado en los últimos años que funciona, bien o mal, pero funciona, a quien se descabeza.

Enrique Gallego es uno de los históricos directores generales que ha tenido la administración regional, y seguramente uno de los profesionales que mejor, sino el que más, conoce la función pública regional, y a fecha de hoy, prescindir de él es un lujo que el gobierno regional no debería permitirse. No tengo la más mínima duda de que después de esto, no tardarán en salirle novias, sobre todo ahora que no solo el PP, sino Ciudadanos y Somos Región están buscando profesionales que pongan sobre la mesa conocimiento, experiencia y honradez a sus proyectos en materia de función pública.

Hay quienes dicen que lo que está ocurriendo en la administración pública regional, con el cambio de gobierno, es la muestra más evidente de la decadencia en la que ha entrado el partido que sustenta al gobierno, se está desmoronando el edificio, me dice una ex consejera, y lo peor es que algunos siguen en el ático de fiesta. Muchos afiliados y simpatizantes siguen huyendo a raudales a Ciudadanos y Somos Región, y que esta huida hacia delante podría ser  el principio del fin de más de 22 años de gobierno popular.

Sin duda, nadie esperaba que la consejería de hacienda fuera desmantelada de esta forma, sobre todo porque profesionalmente ha venido demostrando en los últimos años una actividad importante, realizando informes serios y rigurosos  sobre algunos disparates que otros querían hacer. Hay quienes apuntan a que aquel famoso ‘error’ sobre la subida salarial de los asesores que primero firmó el consejo de gobierno y después, tras saltar la noticia fue anulado, tendría consecuencias para la consejería encargada de velar por el cumplimiento normativo.

No tengo ni idea si eso es así, pero lo cierto es que ni Andrés Carrillo ni Enrique Gallego se merecían una salida por la puerta de atrás de la consejería y de la dirección general, sobre todo porque a pesar de las diferencias que siempre he mantenido con ambos, sobre todo en materia externalizadora, no tengo la menor duda de que por lo menos tenían ambos un relato en materia de función pública, y encontrar hoy en día gente que sepa por lo menos de lo que habla es difícil, se lo aseguro.

Suerte a la nueva directora de función pública, la va a necesitar, sobre todo porque las primeras críticas internas, no han tardado en aparecer por sus vínculos políticos y familiares, pero quien se mete en política es consciente de que como dice el dicho popular: La mujer del César no solo tiene que ser honrada, sino parecerlo. Tiene mucho trabajo por delante y muy poco tiempo, y a veces las sombras pueden ser demasiado alargadas.