Miguel Hernández Funcionario de la Tesorería Territorial en excedencia. Funcionario de la Comunidad Áutónoma. Jefe de Área del SEF.

EL SMS ‘DISPARA’ DONDE MÁS DUELE A LOS SINDICATOS
( 10 Votos )
02.05.18 - MIGUEL HERNÁNDEZ

      Una oportunidad única para disfrutar de Cartagena en agosto    

 

El SMS sabe que reducir el número de áreas lleva implícito declararle la guerra a las organizaciones sindicales, sobre todo porque reduciría ostensiblemente el número de liberados y liberadas sindicales que hay en la sanidad pública murciana.

Sanidad igual que Educación.

En Educación se intentó hace mucho tiempo establecer también sus elecciones sindicales por áreas, ya que eso implica multiplicar por varios números los liberados, pero Hacienda se negó. Ahora le ha tocado el turno al SMS, y pone sobre la mesa razones, que se podrá estar de acuerdo o no, pero son razones de peso para disminuir el número de áreas.

Sí en Madrid con casi cinco millones de habitantes hay una sola área, por qué en Murcia tenemos 9. Sobre esta base, el equipo del consejero, se equivoca quien piense que el actual máximo responsable de la sanidad murciana no sabe de qué va esto, ha propuesto la reducción del número de áreas. A esto súmenle la negativa de algunos profesionales, principalmente facultativos, a negarse a ir a hospitales como el Noroeste o el Altiplano, y por si faltaba algo, vuelvan a coger la calculadora y hagan cuentas del número de liberados sindicales que volverían a sus puestos de trabajo con el ahorro que ello que significaría.

Los sindicatos han puesto el grito en el cielo, sin duda les preocupa esto más que cuando el gobierno y ciudadanos firmaron un acuerdo sin contar con ellos sobre la carrera profesional, incluso más que levantar las alfombras de los baremos y llamamientos de las bolsas de trabajo, les preocupa incluso mucho más que la propia carrera profesional, pues de lo que estamos hablando es ‘mucho más serio’ que todo esto, estamos hablando de terminar con un sistema y modelo de organización del que viven muchas personas.

Esta batalla tarde o temprano tenía que darse, y los sindicatos saben que la batalla social la tienen perdida, pues la sociedad en general hay cosas que no entienden ni comparten, por eso, deberían, las organizaciones sindicales, buscar argumentos de peso para confrontarlos a los de la administración, saliéndose de las mesas de negociación, o enfadarse, solo les llevará un poco más cerca del anonimato.

El Consejero de Salud ha puesto el dedo en la llaga, la única pregunta que queda por contestar es si sacará el dedo y pondrá una tirita, o será capaz de aguantar el chaparrón que le vendrá encima. En otras palabras, ¿Va en serio el Consejero?, si es que sí y no termina defraudando a mucha gente, abróchense el cinturón, vienen curvas.

Alguien me dijo una vez del consejero que tiene claro su proyecto, y si no lo puede cumplir se irá sin más, lo que no hará es defender un modelo en el que no cree, y eso tiene un nombre: Personalidad y coherencia.