Miguel Hernández Funcionario de la Tesorería Territorial en excedencia. Funcionario de la Comunidad Áutónoma. Jefe de Área del SEF.

LA PARALIZACIÓN DE LAS OPOSICIONES A BOMBEROS ES LA MEJOR NOTICIA
( 10 Votos )
08.05.18 - MIGUEL HERNÁNDEZ

   Una oportunidad única para disfrutar de Cartagena en agosto    

 

Sin duda lo mejor hubiera sido que el proceso de selección de plazas para Bombero hubieran transcurrido desde el primer minuto libres de sospechas, pero tal y como se han desarrollado, la mejor noticia, no solo para los opositores, sino para la propia institución, es que un juez haya decidido poner blanco sobre negro. Y es que para que un juez decida paralizar un proceso, significa que los indicios son demasiado graves. A este ritmo, el ayuntamiento de Murcia va a terminar por alquilar un despacho en el Palacio de Justicia, y es que el ex alcalde Cámara también está siendo juzgado, aunque otra vez intentará que la prescripción del presunto delito sea su válvula de escape.

 

La denuncia presentada por una parte de los opositores no debería ser vista como una pataleta, sino como un ejemplo de transparencia, pues las corporaciones locales en general, han desarrollado a lo largo de los últimos lustros procesos selectivos demasiados subjetivos y arbitrarios. Ahora será un juez quien decida si el proceso llevado a cabo por la corporación, ha seguido los principios básicos de igualdad, mérito, capacidad y publicidad.

Muchos empleados públicos están movilizándose aprovechando que el propio gobierno español y murciano insisten en hacernos ver que la crisis económica es cosa del pasado, que crecemos más que nadie en Europa y a su vez en Murcia más que nadie en España.

Las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, policía nacional y guardia civil se manifiestan exigiendo que se les equipare a las policías autonómicas con total justicia, pero son estos mismos empleados públicos los que intentan, cumpliendo mandato, desactivar las concentraciones de los empleados públicos que trabajan en las cárceles españolas, exigiendo una cosa tan simple como contundente: a igual trabajo misma remuneración.

Así que el 'patio público' anda revuelto, la educación ha vuelto a la calle, la policía, funcionarios de instituciones penitenciarias, etc. etc., 

Menos mal que los sindicatos y el gobierno firmaron, pendientes de que se aprueben los presupuestos generales del estado, un 'gran' acuerdo económico y laboral (una oferta de empleo extraordinaria), pues lo mismo si no hubiera habido dicho acuerdo, estaríamos a las puertas de una huelga general en el sector público. 

Otra cosa es cuanta gente la hubiera secundado, pero eso ya corresponde a otro cuento.