Miguel Hernández Funcionario de la Tesorería Territorial en excedencia. Funcionario de la Comunidad Áutónoma. Jefe de Área del SEF.

Así es difícil trabajar en la administración pública
( 7 Votos )
22.05.18 - MIGUEL HERNÁNDEZ
Una oportunidad única para disfrutar de Cartagena en agosto
            

 

 

Anoche nos acostamos los murcianos y murcianas en general y los empleados públicos en particular con la imputación formal de tres ex consejeros y varios ex directores generales en el llamado Caso Novo Carthago, incluso, tal y como anunció La Verdad, el ex presidente Valcárcel de momento se libra de la imputación, gracias entre otras cuestiones a su condición de eurodiputado. Y esta mañana nos levantamos con otras dos ‘hostias’ en la frente: Por un lado el ex presidente de la comunidad valenciana, ex ministro de trabajo entre otros cargos de relevancia en el partido popular, ha sido detenido por cohecho, fraude y blanqueo, y por si faltaba poco, el número dos de Montoro, y por lo tanto nuestro segundo jefe, el Secretario de Hacienda, José Enrique Fernández,  ha sido formalmente imputado por su gestión cuando fue alcalde de Jaén por prevaricación.

Los ex consejeros de mayor confianza de Valcárcel, Bascuñana, Cerdá y Marqués, dos de ellos fueron delegados del gobierno, e incluso este último era proclamado delfín de Ramón Luís, se les presenta un futuro judicial complicado.

Ahora no dudo que dirán desde San Esteban,  que estos son cosa del pasado, y que por lo tanto, hay que mirar al futuro, renegando de sus ‘padrinos’ políticos.

 

La sombra de Alberto Garre cada vez es más alargada.

Cada día, los miles de votantes tradicionales de la derecha de esta región, comienzan a mirar al nuevo partido del ex presidente Garre con más atención, y es que su sombra comienza a ser demasiado alargada.

Si hace unos días el Aeropuerto de Corvera puso en valor las decisiones del gobierno Garre, ahora con la imputación del ex consejero Cerdá, la figura del presidente que  ‘lo cesó’, vuelve a crecer inversamente proporcional a la caída de la imagen del partido popular.

Pero lo peor de todo esto, es la imagen que se traslada a la opinión pública del papel que deberíamos jugar los empleados públicos. Ha llegado la hora de reivindicar, y ese papel lo tendrían que liderar las organizaciones sindicales, la figura independiente y técnica de los empleados públicos.

Los empleados públicos, también tenemos culpa de lo que está ocurriendo en nuestro país, en nuestra comunidad y nuestros ayuntamientos.

Profesionalizar, pero sobre todo proteger la figura del empleados público a la hora de emitir informes técnicos es la mejor herramienta para evitar la imagen que estamos trasladando.

Por eso cuando vuelvo a leer que hay partidos políticos en alza que apuestan por liberar aún más el peso del sector público y ponerlo en manos de la gestión privada, me echo a temblar, pues es como poner a la zorra a cuidar de las gallinas.

Ayer fueron ex consejeros y ex directores  de Murcia, hoy un ex alcalde de Jaén y todo un ex ministro de Trabajo y ex presidente de las cortes valencianas.

¿A quién más tienen que detener o imputar para que de una vez hablemos del papel de los funcionarios en las administraciones públicas?.