Miguel Hernández Funcionario de la Tesorería Territorial en excedencia. Funcionario de la Comunidad Áutónoma. Jefe de Área del SEF.

¿PODRÍA MIGUEL SÁNCHEZ SER EL PRÓXIMO PRESIDENTE AUTONÓMICO?
( 8 Votos )
28.05.18 - MIGUEL HERNÁNDEZ

     Resultado de imagen de rajoy y sanchez    

 

Cosas más raras se han visto, incluso ha habido presidentes peor preparados que el caravaqueño Miguel Sánchez cuando accedieron al poder, aunque no lo tendrá nada fácil, y primero tiene que ser proclamado por su partido y sus afiliados y afiliadas candidato oficial a la presidencia, cuestión que ya le supondrá un gran esfuerzo. Si consigue vencer, no sería tampoco la primera vez, en las primarias, vendrá entonces la gran prueba de fuego: ¿Puede Ciudadanos ser la fuerza más votada en mayo de 2019?.

Siempre he dicho que me parece un disparate que por ejemplo el actual Presidente murciano López Miras haya accedido al poder regional sin la más mínima experiencia laboral en el ámbito privado, pero incluso se ha convertido en el máximo responsable de un presupuesto de cerca de cinco mil millones de euros cuando ni siquiera ha sido presidente de su comunidad de vecinos.

Es evidente que la experiencia municipal debería ser casi un requisito ético para poder optar a la presidencia autonómica, no como concejal en la oposición, sino que uno lleve en su ‘mochila’ política, la gestión del dinero público, y será entonces cuando los ciudadanos podríamos con datos objetivos en la mesa, decidir en manos de quien nos ponemos.

El actual Delegado del Gobierno fue Alcalde de La Unión, pero antes fue Consejero de Fomento (aún se recuerda en la consejería su desastrosa gestión) y posteriormente diputado, pero ningún medio ha hecho referencia a su capacidad de gestión como alcalde de un municipio que hoy anda técnicamente en bancarrota.

Lamentablemente todo parece indicar que en esta santa región seguiremos la inercia nacional, y aquí Ciudadanos sin duda es quien mejor está jugando sus cartas. El equipo de Albert Rivera está sabiendo manejar los tiempos casi a la perfección, y solo una ‘pasada’ de frenada, en el apoyo que mantiene el grupo naranja al partido popular, podría acarrearle más de un problema. Aunque muy poca gente duda de que en las próximas elecciones generales, los populares se verán superados por Ciudadanos.

En estos días, cuando las aguas de la gobernabilidad bajan algo más que turbulentas, pero sobre todo turbias, tanto Socialistas, Populares, Podemos y Ciudadanos se juegan mucho, y sobre todo, tienen mucho que perder y quizás poco que ganar.

El PNV dice que apoya una moción de censura si no hay elecciones sin sonrojarse, aunque la palabra de los nacionalistas vascos cotiza muy a la baja,  Ciudadanos que apoya si hay elecciones, PP que lo peor sería caer en manos de independentistas, y los promotores de la moción de censura han conseguido que por lo menos la cuenta atrás del reloj de Rajoy se haya puesto en marcha.

En la Región, las encuestas no dan lugar a dudas, el PP sigue bajando, incluso si los casos de corrupción siguen llegando, que a nadie extrañe que bajaran de las dos cifras de diputados, a Diego Conesa, que por mucho que se empeñen algunos en decir que podrían tener un retroceso, la verdad es que por suerte para ellos parece que su suelo electoral ya lo tocaron, por lo que con Podemos pegándose tiros en los pies día sí y día también podría recoger, si son no solo inteligentes, sino listos, miles de votos de la izquierda, por lo que quizás estén los socialistas más cerca que nunca de volver a ser el partido más votado.

Ciudadanos sería la gran beneficiada de la caída popular, pero entre los problemas internos y sobre todo, la irrupción cada vez más importante de Garre y su Somos Región, podría no recoger lo sembrado.

Y es que el tiempo juega a favor de Alberto Garre, y cada día que pasa, el número de votantes tradicionales populares empiezan a decantarse por su ex presidente, que curiosamente, ahora que muchos altos cargos públicos no se esconden en criticar al actual presidente, sería bueno recordar la carta que le hacía llegar el ex presidente Garre a Mariano Rajoy, y que por desgracia para este país se han cumplido punto por punto.

La despedida final de dicha carta está hoy más vigente que nunca: De esta inacción ante la corrupción es usted el principal responsable. Y por eso me voy, porque ese clima es irrespirable.