Miguel Hernández Funcionario de la Tesorería Territorial en excedencia. Funcionario de la Comunidad Áutónoma. Jefe de Área del SEF.

EL PARTIDO POPULAR APUESTA POR PROFUNDIZAR EN LA PRIVATIZACIÓN DEL SECTOR PÚBLICO
( 13 Votos )
23.07.18 - MIGUEL HERNÁNDEZ

   Resultado de imagen de pablo casado nuevo presidente del pp    

 

Lo que más me gusta tanto del Partido Popular como de CIUDADANOS es que no se esconden. Se podrá estar de acuerdo o no con sus planteamientos económicos, pero sin duda no engañan a nadie. Su apuesta por la gestión privada de servicios públicos ha dado un paso de gigante con la elección de Pablo Casado como nuevo presidente popular. Una apuesta tan arriesgada como valiente. Sin duda los populares han decidido quitarse cualquier velo que pudiera ocultar sus intenciones. Vuelve la derecha española.

 
Los mismos que se ponían en pie para ovacionar a Cristina Cifuentes, los que cuando Rajoy decía algo se les doblaba el lomo de forma automática, los que cuando hace unos días idolatraban a Pedro Antonio Sánchez en Murcia y que ahora ni le cogen el teléfono, este fin de semana apostaban por girar hacia la derecha, no solo en sus políticas sociales, sino económicas y políticas.
 
Incluso en su discurso como presidente, Pablo Casado hacía un alegato, como lo hicieran Valcárcel, Sánchez y ahora López Miras, a la libertad por encima de todo, libertad a la hora de la elección de educación o sanidad, y eso en términos básicos es: 'Blanco y en botella'.
 
Ahora indudablemente que ha convencido a unos dos mil compromisarios de los tres mil, tiene que convencer a sus militantes, pero sobre todo a sus simpatizantes y votantes que llevan huyendo de Génova varios años. 
 
Dijo Casado que en su partido no cabían ni tamprosos ni corruptos, el mismo mensaje que decía Cristina Cifuentes, Esperanza Aguirre y Aznar, y que son tres de los muchos pesos pesados que apoyaron al nuevo y flamante presidente.
 
A partir de ahora, que nadie se lleve a engaño si se sigue apostando más fuerte por la educación concertada, si los colegios que segregan por sexos siguen recibiendo dinero público, si la sanidad concertada aumenta su peso o si se siguen privatizando servicios a diestro y siniestro.