Miguel Hernández Funcionario de la Tesorería Territorial en excedencia. Funcionario de la Comunidad Áutónoma. Jefe de Área del SEF.

TEODORO GARCÍA: Un murciano en la Corte de Génova
( 9 Votos )
26.07.18 - MIGUEL HERNÁNDEZ

     Resultado de imagen de teodoro garcía y Pablo Casado    

 

El pasado 6 de julio, dije en un artículo publicado aquí, que Teodoro García había sido el gran triunfador de las primarias que había celebrado el PP,  que ya daba igual el resultado final, y que el jefe de campaña de Pablo Casado, se convertía sin ninguna duda en el principal candidato a presidir el partido en la región murciana.

Ya solo falta que el batacazo de López Miras, como pronostican todas las encuestas, y lo que es peor, todos los rostros de los dirigente populares, fructifique el próximo mes de mayo para que al día siguiente el PP acepte la dimisión irrevocable de su actual presidente y se abra una nueva etapa, es decir, dos años, tres congresos.

El recién elegido número dos de los populares y hombre fuerte del partido popular en España, se convierte así en el candidato automático para dirigir a los populares dentro de unos meses, en detrimento de Francisco Bernabé, que con el nuevo puesto que le han conseguido, senador por Murcia, ya se puede dar con un canto en los dientes.

Teodoro García, afín a José Luís Mendoza, y por lo tanto, muy próximo a la UCAM, el mismo que se levantó de la mesa del Congreso para no votar la enmienda de Ciudadanos para que los agricultores murcianos no pagaran el agua que no recibían, el mismo que se le vio el plumero significativamente con el Faro de Cabo de Palos para convertirlo en un hotel privado, se convierte en el hombre fuerte del PP. Así que por fin tenemos un murciano, de Cieza para ser más concreto, al frente del primer partido en número de votos y escaños en el Congreso y en el Senado.

Sin duda, Pablo Casado ha recompensado y mucho a su jefe de campaña. Ahora tendrá como misión especial coser un partido que anda algo más que dividido, y con casos de corrupción en su médula espinal. Con el nombramiento del diputado murciano, el PP se afianza en sus tesis más conservadoras y duras.

EL PP QUIERE SER EL PAÍS DE LAS BANDERAS EN LOS BALCONES

 

Lástima la oportunidad que ha perdido Pablo Casado para convertirse en la voz de los que defienden  un servicio público fuerte, de los docentes de filosofía, de la comunidad científica, de los españoles y españolas  que se tienen que ir a otro país porque aquí no hay trabajo de lo que han estudiado, de los trabajadores que echan diez horas y cotizan dos, de las energías limpias, de los trabajadores precarios, de las mujeres que luchan por la igualdad, de la España que pelea porque la brecha salarial desaparezca,  y en cambio, prefiere ser la voz de los que ponen banderas en sus balcones como contestación a los radicales e independentistas catalanes, y es que es verdad que los extremos se tocan.

EL MÁSTER DE CASADO PUEDE ACABAR CON SU CARRERA POLÍTICA

Las sombras no solo de su Máster, sino de su carrera, aprobó, tras años de estudio sin aprobar, la mitad de la carrera de derecho en cuatro meses, podrían dar al traste con su presidencia, ya que conforme avanza las investigaciones de la jueza que lleva el caso, la bola de nieve en vez de disolverse sigue creciendo, y a pesar de los intentos del partido de negar lo evidente, e intentar desviar la atención, como hizo Cristina Cifuentes y Rajoy, hacía la jueza, la verdad es que cada día que pasa, las explicaciones que dio en su momento Pablo Casado empiezan a hacer aguas por todos lados.

Sin duda, lo que parece evidente es que los populares, para luchar contra su gran oponente, CIUDADANOS, ha decidido jugar el partido con aquel puñado de jóvenes de Nuevas Generaciones que con el paso del tiempo se han convertido en profesionales de la política, y si hay algo peligroso en política, es vivir de ella, pues la autocrítica desaparece en beneficio del pensamiento único. Por eso, cobra más valor y mérito el paso de Mariano Rajoy, al que el propio partido ha terminado por meterlo en el cajón del olvido.

El PP no va a dudar en poner el pie en el acelerador de la oposición más dura, aunque para ello tenga que votar cuestiones que afectarán al conjunto de los ciudadanos, al PP ahora mismo no le importa la ciudadanía, solo pasar página rápidamente de su crisis, y afrontar las próximas elecciones autonómicas, municipales, europeas ¿y generales?, desde la confrontación, intentando recuperar parte de su gran poder perdido, y eso es una mala noticia para el conjunto de los españoles y españolas.

 

NOTA: Se consolida que la brecha salarial entre empleados públicos sigue creciendo. Estos días, los medios de comunicación se han echo eco de la noticia que los más de 50.000 empleados públicos hemos recibido en nuestra nómina los atrasos de la subida salarial fijada en los presupuestos generales, de lo que no habla nadie, ni los propios sindicatos, es que con esta subida, la brecha salarial entre los que más cobran en la administración (los menos) y los que menos cobran (los mas), vuelve a aumentar. ¿Habrá subida lineal el año que viene para paliar esta desigualdad?