Miguel Hernández Funcionario de la Tesorería Territorial en excedencia. Funcionario de la Comunidad Áutónoma. Jefe de Área del SEF.

DIARIO DEL CAMINO DE LA VERA CRUZ (Viernes - Bullas / Caravaca)
( 5 Votos )
16.11.16 - MIGUEL HERNÁNDEZ
Una oportunidad única para disfrutar de Cartagena en agosto 

Carrera de los Caballos del Vino

Bullas - Caravaca (Viernes)


A las tres de la tarde iniciamos nuestro último día, tenemos tres horas para llegar a la Ciudad de Begastri, así que tendremos que ir a buen ritmo, en apenas quince minutos tomamos la Vía Verde, que aquí si luce sus mejores galas. A nuestra izquierda se nos queda enseguida el popular Barranco de los diez puentes y medio (La Regidora), y a los pocos minutos comenzamos a transitar por donde la mano del hombre abrió brecha entre las montañas para que el tren pasara.

Se nota la afluencia de gente, y es que mucha gente opta por hacer sólo la última etapa, así que el Camino se convierte en una marea de peregrinos. Hacemos un alto en uno de las áreas recreativas que se instalaron para los peregrinos.

- Qué tiempos aquellos cuando en este tramo no había apenas más que una mísera mesa de cemento y una papelera, le digo a Antonio.

- Miguel, me dice mi amigo, estás hablando de 2016, ya ha llovido desde entonces.

Le pregunto al responsable de la cafetería que cómo va el año. Me dice que desde primavera esto es un chorreo constante de gente, esta mañana ha sido una locura, si hubiera tenido veinte mesas más las hubiera llenado. Aquí se acaba la conversación, primero es el cliente.

Reiniciamos de nuevo el caminar, y es que si no vamos rápidos a las 6 de la tarde no estaremos para entrar a Begastri. Algunos nos miran como extrañados por lo rápidos que vamos. El Camino es para disfrutarlo no para hacer carreras, dice una mujer que va con unas amigas, no tenemos tiempo ni para responder.

Faltan diez minutos y ya estamos a las puertas de Begastri, sus murallas se alzan espectaculares con Cehegín al fondo. Nada más llegar, el turno de las seis se dispone a entrar y empaparse de esta ciudad Íbera y que terminó siendo Ciudad Episcopal, lo que dice mucho de su importancia en la historia. Sigo sin entender cómo pudo estar décadas sin ser puesta en valor.

Le pregunto antes de empezar a la guía sobre qué fue del auditorio que se quedó a medio construir hace una década.

Finalmente fue reconvertido en un Centro Cultural, aunque mucho más pequeño del que se proyectó.

La visita dura una media hora, imposible acaparar tanta información en tan poco espacio de tiempo, alguien debería proponer que la explicación durara una hora como mínimo.

- La demanda obliga me dice la guía que me ha escuchado quejarme.

Media hora después de terminar la visita, atravesamos el túnel que nos deja a la falda de Caravaca de la Cruz, por fin el Camino transita por la margen derecha de su fastuosa arboleda para terminar tomando el Barranco de los Gerónimos, ya no hace falta, aunque algunos puedan ir todavía por la Vía Verde, que sigue paseando de la mano de naves industriales y a pleno sol. Ver la ciudad desde esta perspectiva es impresionante.

Una hora tardamos en llegar a la Oficina de Turismo, punto de encuentro entre los dos grupos, por primera vez mis amigos son puntuales, ya sólo nos queda disfrutar de esta ciudad que desde hace unos años, se ha convertido en ‘El hermano pequeño del Camino de Santiago’, y es que por fin el sector turístico ha irrumpido en la vida cotidiana de la ciudad.

Hubiésemos preferido coger habitaciones en el Parador Regional de Turismo inaugurado hace dos años, y que está junto al Ayuntamiento, aunque no quedaban habitaciones, así que  tuvimos que alquilar con varios meses de antelación, dos cabañas de madera del Camping Municipal, así que ya sólo nos queda cenar esta noche en esta ciudad y mañana sábado dedicarlo a vivir el ambiente del Año Jubilar 2024.

Y es que recorrer sus Museos, pisar sobre las placas que inundan la ciudad con los nombres de sus reyes y sultanes, con los vencedores anuales de la Carrera de los Caballos del Vino, es un lujo al alcance de muy pocas ciudades.

El viaje ha terminado.