Miguel Hernández Funcionario de la Tesorería Territorial en excedencia. Funcionario de la Comunidad Áutónoma. Jefe de Área del SEF.

A ISMAEL GALIANA
( 3 Votos )
16.02.18 - MIGUEL HERNÁNDEZ

Una oportunidad única para disfrutar de Cartagena en agosto           

 

Ya no volveré a escucharte  mientras voy a mi trabajo en el coche tus comentarios llenos de ironía y que nos invitaba a la reflexión. Hace ya más de diez años que un día recibí una llamada de tu ya ex compañera Ana González para participar junto a ti en la Ventana de la Región de Murcia. Gracias a esa invitación, también conocí a una persona creativa y llena de razones como es Carlos Recio, entonces presidente de jóvenes empresarios.

Durante todo este tiempo hemos compartido muchas cosas, incluso aquel programa de humor que durante un tiempo estuvimos grabando y que, por lo menos a mí, me servía para no ir al psicólogo.

Estoy seguro que no se ha cerrado una etapa de tu vida, al contrario, se abren nuevas ventanas donde desarrollar toda tu creatividad y sobre todo el amor por la música.

Pero solo quería darte las gracias por compartir algunos, muy pocos, todo hay que decirlo, secretos de la radio, por no permitir que nadie te presionara para que no contaras conmigo en el programa, pero sobre todo, y lo hago extensivo a Ana, por confiar en mí.

Con tu adiós a las ondas, se va más que una voz a la que me había acostumbrado, formáis parte de miles de casas, sin consultar ni pedir permiso, os metéis cada mañana en nuestros dormitorios, en nuestros baños, de vez en cuando aparecéis por la cocina, y siempre, siempre  en el coche.

Llegarán voces nuevas, es ley de vida, e incluso llegarán nuevos programas, las redes sociales irán cada vez más haciéndose hueco en la forma de llegar la información, pero eso no quita para darte las gracias por todos estos años que he tenido el lujo de compartir y de escucharte.

Te deseo lo mejor en el camino que emprendas, yo solo puedo hacer mías las palabras del poeta Mario Benedetti: Compañero, puede usted contar conmigo, no hasta dos o hasta diez, sino contar conmigo.