Miguel Hernández Funcionario de la Tesorería Territorial en excedencia. Funcionario de la Comunidad Áutónoma. Jefe de Área del SEF.

GRACIAS CASA DE CRISTO
( 6 Votos )
14.04.18 - MIGUEL HERNÁNDEZ

     Una oportunidad única para disfrutar de Cartagena en agosto    

 

Existe un lugar en Mula donde dije que probablemente elaboran las mejores carnes a la brasa en la Región. Hoy puedo decir que no solo eso es cierto, sino que tambien es uno de los restaurantes donde la solidaridad, el compañerismo y el trabajo bien hecho, se merecen no una estrella michelín, sino una estrella en el firmamento.

Gracias Guillermo por empeñarte en capitanear un barco en medio de la vorágine actual, por mirar más allá y convertir al Casa de Cristo en un símbolo de la Comarca. Pero sobre todo, gracias por ser buena gente.

Y Gracias a Antonio y Santos por levantarse cada mañana a las cinco para iniciar una jornada agotadora y con una sonrisa en vuestro corazón. Hay gente que merece la pena, gente que es un lujo compartir con él un café, si algún día queréis buscar esa gente, miraros en el espejo.

Gracias Sebastián por empeñarte en hacer crecer el Casa de Cristo, en formarte continuamente, en nadar a veces contra corriente, y todo ello en medio de una tormenta de ideas y sugerencias. Dicen que quienes tenéis el corazón abierto de par en par sois vulnerables, pues maldita sea por tu vulnerabilidad y tu empeño en crear.

Y Gracias a Isabel, los Pedro’s  y Jose, por vuestras miradas permanentes y vuestra sonrisa franca, a veces cansada y a veces agotada, pero nunca falsa. Vosotros representáis mejor que nadie el alma de ese restaurante. Y a todos y todas vuestros compañeros que los fines de semana se remangan y se revientan a que el Casa de Cristo siga creciendo entre profesionalidad y calidad.

Una oportunidad única para disfrutar de Cartagena en agosto

Y no quiero olvidarme de mi amigo Joaquín, siempre ahí, siempre auténtico, lleno de ganas de cambiar el mundo desde su silla de ruedas y su mirada. Estoy seguro que un día de estos repartirás millones de euros, yo me conformo con compartir un almuerzo por la mañana.

Hoy me habéis dado una alegría y una lección que no olvidaré, y es que la vida está hecha de pequeños momentos, y vosotros me habéis regalado uno de los mejores que he tenido en mi vida.

He escrito mucho sobre vosotros, y lo volvería a hacer, porque a la buena gente siempre hay que apoyarla, y vosotros estáis en ese grupo especial de personas.

PD. Si alguien quiere saber por qué el Casa de Cristo de Mula es así, le invito ahora en primavera a sentarse en su patio interior, y dejarse aconsejar por sus profesionales, entonces lo entenderán.