Miguel Hernández Funcionario de la Tesorería Territorial en excedencia. Funcionario de la Comunidad Áutónoma. Jefe de Área del SEF.

Conocer Mula a través de su Ruta de la Tapa un lujo al alcance de la mano (24 de marzo al 9 de abril)
( 9 Votos )
22.03.17 - MIGUEL HERNÁNDEZ
Una oportunidad única para disfrutar de Cartagena en agosto 

Presentación 6ª Ruta de la Tapa

El Convento de San Francisco, quédense con este nombre, pues a partir de este verano lo oirán muchas veces, fue el escenario elegido por Acohomul (Asociación de Comerciantes y Hostelería de Mula) para hacer una original presentación de su 6ª Ruta de la Tapa de Mula, y es que como dice su Alcalde, esta ciudad se ha empeñado en convertirse en uno de los centros culturales, turísticos y gastronómicos de la Región, y para ello, no se están escatimando esfuerzos. Lo mejor de esta Ruta, no es solo la calidad de sus tapas, seguramente de las más altas de todas las que se celebran a lo largo y ancho de esta comunidad, sino que te ofrece por primera vez conocer esta pequeña joya de ciudad a través de sus tapas y cócteles.

No hace falta  hacer cuatro horas en coche y llegar medio mareado a las Sierras de Cazorla, Segura y las Villas, para disfrutar de montaña, turismo de aventuras, de naturaleza,  gastronomía, cultura,  paisajes de ensueño, con floración incluida, incluso con pantano (lástima que la Confederación Hidrográfica no ponga su gestión en manos del Ayuntamiento y siga teniendo una visión tan limitada de sus instalaciones), algunos la comienzan a conocer como 'La Pequeña Cazorla', pero Mula tiene algo más, sobre todo  historia, y encima, desde hace poco tiempo, con la puesta en valor de su Santa Espina, se está convirtiendo en un lugar de peregrinación a la altura del famoso ‘Lignum Crucis’ de Caravaca.

Mula es un pueblo abierto, noble y único, y todo ello a quince minutos de la capital murciana.

Convertir a Mula en el Centro Cultural de la Región está al alcance de la mano, sobre todo cuando a partir de este verano, el Convento de San Francisco se sume a su vasta y extensa oferta que ofrece esta ciudad, y que está llamado a convertirse en el punto donde pivote, su esperemos que cada vez mayor oferta cultural. Por eso, tener la oportunidad de conocerla a través de esta Ruta de la Tapa, es un lujo al alcance de muy pocos lugares.


Les recomiendo que dejen su coche a la entrada a la ciudad (Carretera de Murcia), a partir de aquí, solo les pido una cosa: disfruten.

Bajo las faldas de un Castillo que sigue pidiendo a gritos formar parte de la vida diaria de la ciudad, nos encontraremos con el Convento de San Francisco, que alberga su oficina de turismo, no dejen de entrar y pedirles toda la información que necesiten, tiene profesionales de un alto nivel de preparación, y si pueden, concierten una visita guiada.

Paralelo a la Glorieta, y a las puertas del Convento nace la calle que alberga su Casa Pintada, Calle Mayor, y dejen que su retina comience a trabajar a pleno rendimiento. Aquí podemos hacer nuestro primer alto, ya que el popular Salazar te ofrece su ‘Rueda de bacon’, aunque si vienes desde Murcia y quieres empezar con buen pie, haz un alto en la Puebla de Mula y el Bar de Juanjo, famoso por sus tapas, ha preparado una peculiar tapa ‘La Niña Disparos’. Si vienes desde Caravaca, es más que obligado parar en El Niño de Mula, donde las ‘Migas del Pastor’, Antigua Venta, ‘Tu y yo – Boletus y Gambas’, Restaurante Casa Paco, o El Ventorrillo con su ‘Crema de embutido artesano’, intentaran seducirte, aunque recuerda que todavía te espera la ciudad.

Desde la Glorieta, y entre nobles casas, subiremos la corta pero empinada cuesta que nos llevará hasta quizás seguramente la plaza más bonita de la Región de Murcia, y donde el Ayuntamiento preside una imagen que se te quedará grabada, siéntese en el Casino Gastrobar y pida su ‘Pan bao de oreja’, José Miguel, está consiguiendo poner este establecimiento a la altura de los mejores, abra los ojos de par en par y sienta el Castillo de Mula en todo su esplendor. Una postal única.

A partir de este momento es cuando entrará en el corazón de la ciudad: En la Parroquia de San Miguel se inicia el recorrido por las venas y arterias de Mula, desde aquí hasta el Convento de la Encarnación, donde reposa la ‘Santa Espina’, pasee por sus miradores, aunque reconozco que las vistas que ofrece la Iglesia de Santo Domingo son algo más que espectaculares, pues desde aquí, al igual que desde el maltrecho Castillo, podrá contemplar todo lo que esta ciudad ofrece.

En esta zona, les recomiendo que hagan una, o dos, paradas en el bar Hispania o El Álamo y pidan su ‘Piruleta de Pollo’ o su ‘Secret bao’, o incluso bajen de su casco histórico y vayan dirección a su Parque Cristobal Gabarrón y el Ateneo Las Mulas con su ‘Croqueta de Carrillera Ibérica’, o el Mesón La Morera con su ‘Gallopedro Crujiente’, incluso su Kiosko en pleno jardín con su ‘Tosta de Foie con gelatina al Pedro Ximénez’, entre otros, les ofrecen algo más que una simple tapa.

Paseen por la ciudad, prueben todas las tapas que la 6ª Ruta les ofrece, disfruten de cada esquina de su casco histórico, entren en sus raíces y sus iglesias, y sobre todo, cuélense en sus leyendas, pero sobre todo dejen un hueco para acercarse a Casa el Cristo, donde Sebastian ha preparado su ‘Tartar de Pollo con Mostaza’ con la intención de sorprenderles. Y si aún tienen hambre, que lo dudo, entren en su patio, siéntense, y que las brasas le acompañen.

Para terminar, dieciocho cafeterías les tienen preparados cócteles o dulces para echar el cierre a un día mágico. ¿Qué más se puede pedir?