Miguel Hernández Funcionario de la Tesorería Territorial en excedencia. Funcionario de la Comunidad Áutónoma. Jefe de Área del SEF.

5 Procesiones, 5 Restaurantes y 5 Alternativas a la Semana Santa
( 25 Votos )
18.03.18 - MIGUEL HERNÁNDEZ
Una oportunidad única para disfrutar de Cartagena en agosto 

Martes Santo - Jumilla

Ya está aquí la Semana Santa, y la Región de Murcia es la única que puede presumir de tener tres de ellas declaradas de Interés Turístico Internacional, un hecho insólito, y que habla muy bien del nivel de las procesiones de la Semana Santa murciana. Por eso esta vez vamos a recomendar desde el Canal del Funcionario CINCO procesiones (una de ellas no es una procesión como tal) y CINCO restaurantes donde poder saborear la gastronomía de la zona. Cartagena, Murcia, Lorca, Jumilla y Mula son las propuestas que hacemos. CINCO alternativas a la Semana Santa al alcance de la mano

 

JUMILLA (Procesión del Silencio - Martes Santo)

Hace más de veinte años que la conocí, y aún la recuerdo. Una parte importante de su encanto es que transcurre de madrugada, como muchas procesiones en España, pero vivir esta procesión mientras el olor del fuego y el sonido de las cadenas retumban por su casco antiguo, es una experiencia inolvidable. 

Sus gentes viven esta procesión con una pasión desbordante, y muchos ojos son los que al verla pasar cambian de color y sueltan gotas de emoción. Tengo la suerte de tener una compañera de trabajo de Jumilla, muy buena profesionalmente por cierto, y al hablar con ella sobre esta procesión, es cuando uno se da cuenta lo que significa en los jumillanos y jumillanas esta procesión. Los ojos les brillan.

Y la mejor manera de esperar la madrugada es cenar bien, y para ello, os recomiendo Casa Agustín, donde tanto Pedro Piqueras como su mujer están aportando a dar a conocer la gastronomía de Jumilla no un grano de arena, sino, como diría mi padre, camiones. 

Lo mejor de este Restaurante, aparte de su carta de vinos, es hablar con su responsable y ponerse en sus manos, la relación calidad precio sigue siendo uno de sus puntos fuertes y que espero no pierdan nunca.

 

MULA (Noche de los Tambores - Martes Santo)

De las cinco recomendaciones es la única que no podemos considerarla como una procesión. Fiesta declarada de Interés Turístico Nacional, la noche de los tambores de Mula es algo que una vez en la vida debes sentir. El silencio que se crea a unos segundos de las doce y el arranque de sus tambores se puede convertir en el minuto más intenso que uno puede vivir. Si decides tener una experiencia diferente en la semana santa, no busques más, la encuentras en la  madrugada del Martes Santo de Mula.

Y la mejor forma de esperar a escuchar la garganta de miles de tambores apoyados en sus negras túnicas, es sin duda sentarte en cualquier restaurante de la localidad. Aunque ya hemos hablado aquí sobre el Restaurante Casa el Cristo, tengo que reconocer que esa noche sentarte a disfrutar del lugar donde seguramente mejor hacen la carne a la brasa (pollo, oreja, cordero, etc.) es un auténtico pecado en semana santa, pero a veces pecar también tiene su encanto. Así que como se vive solo una vez, pequen, de todas formas las indulgencias plenarias siguen valiendo aunque no estemos en Año Jubilar. Eso sí, reserven pues lo normal es que no encuentren sitio si aparecen esa noche o al día siguiente.

 

CARTAGENA ( Procesión del Encuentro - Viernes Santo)

Desde el mismo Viernes de Dolores, festivo en la ciudad de Cartagena, uno se da cuenta de lo que significa la Semana Santa en esta capital. Y es que la rivalidad entre Californios y Marrajos es casi comparable a la que existe entre Blancos y Azules en Lorca, aunque en la procesión del encuentro, es el único momento donde ambos confluyen al unísono. 

Cartagena se ha convertido, gracias sobre todo a su apuesta por el turismo de cruceros, en el principal destino turístico de cientos de miles de personas, y curiosamente, muchos murcianos aún la desconocen, y es una lástima, pues tener el lujo de poder visitar a algo más de media hora de la ciudad de Murcia una capital llena de historia, belleza y monumentos, está al alcance de muy pocas lugares. 

Aquí por falta de restaurantes y oferta gastronómica no va a ser, la calle se vive de forma especial estos días, y ver rios de gente pululando por sus arterias y calles es algo más que habitual.

Pero la Posada de Jamaica no le va a decepcionar. Con mucha suerte, pueden tropezarse aquí al cartagenero Arturo Pérez Reverte, aunque en plena semana santa dudo que se tropiecen con él, aunque quien sabe. 

Lo mejor de la Semana Santa de Cartagena es sin duda el ambiente que se respira, y donde el olor del mar le da un toque único y especial.

 

MURCIA (Procesión de Los Salzillos- Viernes Santo)

 Sí decia uno de los grandes poetas de este país que su infancia era recuerdos de un patio de Sevilla, el mío, son esperar a la procesión de los Salzillos en la Plaza de las Flores. 

Quizás por formar parte de mi vida, tengo que reconocer que ver esta procesión en la plaza más emblemática de la capital murciana, es algo especial. Sobre todo cuando uno ve pasar el paso de la última cena y ve lo que este escultor fue capaz de transmitir en sus imágenes. 

Procesiones en Murcia hay muchas, y el reparto descomunal de caramelos se convierte en una auténtica fiesta. Aún recuerdo aquel obispo que se echó las manos a la cabeza cuando vio que había nazarenos que repartían huevos, habas y millones de caramelos. Dijo: 'Esto no puede ser', menos mal que algún consejero eclesiástico le contestó: Monseñor, si prohibimos dar caramelos y huevos, al año siguiente el que no ve las procesiones en Murcia es usted.

 Tapear en Murcia es la mejor forma de conocer la gastronomia de la huerta murciana, y por supuesto vaya donde vaya, termine con unos paparajotes. Pero les recomiendo que una vez terminada la procesión del viernes santo murciano, se acerquen a las Torres de Cotillas a Casa Pacorrín, eso sí, si no han reservado ni lo intenten,  y aunque comer carne es pecado, encarguen un conejo con tomate. Único.

 

LORCA (Desfile Biblico - Pasional Jueves Santo)

Aunque el Viernes Santo es su día grande, Lorca respira Semana Santa por los cuatro costados y el Jueves Santo es otra oportunidad de vivir algo diferente. No es la primera vez que digo que estamos seguramente ante la mejor Semana Santa de España, lo que lleva implícito que del mundo. Lorca ofrece una Semana Santa tan diferente y original como intensa y llena de sentimientos, pasiones enfrentadas y color.

Si no has vivido nunca estas fiestas en la capital lorquina, no pierdas más el tiempo leyendo esto. El único problema a estas alturas es que probablemente no podrás encontrar sillas libres, pero no te desanimes, la semana santa aquí no se vive solo en el momento de la procesión, sino veinticuatro horas al día. 

Tengo que reconocer que el trabajo de exposición y presentación que hacen las diferentes cofradías es algo impresionante, y la rivalidad que se vive entre blancos y azules escapa al razonamiento lógico, así que no se asuste si ve a gente que en un momento dado se entrega en cuerpo y alma a su garganta para gritar a su Virgen amada.

 

 

 

 

5 ALTERNATIVAS A LA SEMANA SANTA MURCIANA

Si estás cansado de procesiones, si quieres aprovechar estos días de pasión para perderte, hay alternativas al alcance de la mano sin tener que irte a París, Nueva York, Bruselas, Glasgow, Venecia, etc. 

AGUILAS

Recorrer sus calas en esta época es un lujo al alcance de pocos lugares. Gastronomía, paisajes salvajes y desnudos, calas de ensueño, y sobre todo respirar el mar mediterráneo.

 

LAS NEGRAS Y SAN PEDRO (Almería)

Cuando uno recorre la costa murciana y almeriense, es imposible distinguir la línea que las separa. La forma de hablar, el paisaje, la arquitectura, el azul del cielo, pero a pesar de ello, no te pierdas el Parque Natural de Cabo de Gata. Ahora, un arroz en la playa de Las Negras, previo paseo (unos 45 minutos) hasta la Cala de San Pedro, Casillo incluido,  donde aún habita una comuna, es un placer en todos los sentidos.

 

CAÑON DE CAMARILLAS Y CUEVA DEL PUERTO (Calasparra)

Algún día este lugar se convertirá en un lugar de obligada visita, una lástima que no se apueste por él. El Caminito del Rey en Málaga ha conseguido atraer a miles y miles de turistas. En cambio aquí, desperdiciamos un potencial tremendo. Alguien deberia invertir en uno de caminos más bonitos y espectaculares del mediterráneo, la pista forestal que une la Estación de Calasparra con las poblaciones de Las Minas y Salmerón. La entrada al Cañón de Camarillas merece la pena una visita. Calasparra ofrece esta alternativa que junto a una visita a su Cueva del Puerto, puede ofreceros un día algo más que inolvidable. Naturaleza en estado puro. 

 

 

BATERÍA DE CASTILLITOS Y LAS CENIZAS (Cartagena y La Unión)

Junto a la bateria militar de Las Cenizas, uno de los enclaves más impresionantes que ofrece la costa murciana. Desde hace lustros vengo demandando que estas infraestructuras podrían convertirse en la piedra angular del turismo murciano. Un lugar de peregrinaje, un emblema, un símbolo. Pero algunos se empeñan en que sigan siendo un quiero y no puedo. Pero asomarse a ellos, es asomarse a la inmensidad. 

 

 

RUTA DE LOS COLORES Y SABORES

No se conoce, no hay publicidad de ella, pero existe y está ahí. El Canal del Funcionario os propone un producto turístico diferente, lleno de olores, colores y sabores en esta época del año. Les presento a la RUTA DE LOS COLORES. 

Desde la Cueva del Puerto en Calasparra hasta Casas Nuevas en Mula. Iniciaremos nuestra ruta en el que es seguramente en estas fechas el balcón natural más impresionante del arco mediterráneo, la Cueva del Puerto, al que ya hemos hecho referencia. Un mundo lleno de colores se abre ante nosotros. De ahí nos dirigiremos hasta Calasparra y tomaremos la carretera que une esta localidad con Mula, una carretera en la que siempre hay que llevar cuidado pero que estos días la prudencia debe aumentarse, no por el tráfico que hay, que es prácticamente nulo, sino porque irás circulando por enmedio de un sueño de colores. 

Terminaremos en Casas Nuevas, Carretera de Pliego a Lorca. A diez kilómetros de Pliego, llegaremos a un paraje único, lleno de contrastes y colores.

Lugares para comer en este trayecto hay para dar y regalar, desde el Santurario de Calasparra hasta la Hospedería de Casas Nuevas, en cualquier caso, es conveniente reservar.