Miguel Hernández Funcionario de la Tesorería Territorial en excedencia. Funcionario de la Comunidad Áutónoma. Jefe de Área del SEF.

El 33: La saga continúa
( 5 Votos )
13.06.17 - MIGUEL HERNÁNDEZ
Una oportunidad única para disfrutar de Cartagena en agosto 

Paco, Eugenio y Carmen: pasado, presente y futuro del 33

65 años cumple uno de los bares con más tradición en Caravaca. Fue en 1952 cuando Javier y Francisca pusieron en marcha el 33, aunque fue en 1945 cuando levantó la persiana, cuyo nombre es en honor a la edad en la que Cristo murió según la historia.

Tras pasar cincuenta años dicho establecimiento en manos de Paco y Carmen, sobrino de Javier y Francisca, ahora pared con pared de donde se ubicaba anteriormente, el hijo de estos, Eugenio, desde hace apenas medio año, diciembre de 2016, le ha dado un vuelco importante al servicio, ofreciendo ahora no solo sus históricas tapas sino un ambiente mucho más agradable y confortable, sobre todo cuenta quizás con la terraza con mejores vistas de la ciudad para cenar.

Con una relación calidad / precio que lo convierte seguramente en el más competitivo de la Región, y que es una parte importante de su éxito, el nuevo 33 está consiguiendo atraer no solo a sus clientes incondicionales, sino sumar nuevos comensales a base de ofrecer un producto consolidado.

Si alguno de ustedes tiene pensado ir a Caravaca, sobre todo ahora en pleno Año Jubilar,  no lo dude, dese el placer de reservar en su terraza / mirador y cenar bajo la silueta de su Castillo.

Le podría recomendar que no deje de probar su torta de boquerón, que lo acompañe con una rinran, que incluso pida su oreja frita, que le pongan un plato de pulpo a la gallega junto a sus Tortas de Bacalao, que lo rocíe con unas sabrosas espinacas y adornado con unas patatas cocidas con ajo, los michirones y los caracoles también son una buena opción, pero todo esto, quedará como un complemento a una buena conversación mientras la luz ilumina el símbolo de una ciudad, su Basílica Menor.

Verónica junto con Conchi en la cocina, aunque de vez en cuando Carmen aparece por ella, añorando quizás lo que ha sido toda su vida, tienen un reto ante sí, combinar tradición con innovación, mientras eso pasa en el interior del 33, fuera el propio Eugenio y José Luís junto a otros camareros, no paran de bajar y subir escaleras con sus famosas y típicas tapas.